OtrosPolideportivo

Colombia, con grandes logros en los Juegos Panamericanos

El equipo colombiano se quedó con el quinto lugar en Toronto 2015, superando lo hecho en Guadalajara 2011.

En el balance de los Juegos Panamericanos Toronto 2015: Colombia alcanzó el mayor número de medallas de oro en sus participaciones en los Juegos, desde su iniciación en 1951, al llegar a 27 títulos y superó por primera vez a México, apenas siete meses después de que este país hubiese ganado los Juegos Centroamericanos y del Caribe, con una importante ventaja sobre la tricolor.

Como un dato adicional, Colombia mantuvo durante todos los Juegos un cerrado duelo con una de las potencias del área, Cuba, que se definió a favor de los isleños, en los últimos tres días de competencias.

A ello se agrega un aliciente que premia el trabajo realizado en los últimos años: la certeza de seguir avanzando en el concierto internacional y acercarse al cierre del ciclo olímpico, que será en Río 2016, con la seguridad de estar construyendo el objetivo de llegar a ser una potencia deportiva continental.

Los 27 oros alcanzados en esta oportunidad, que superan las 24 medallas de oro logradas en Guadalajara 2011 y la meta de 25 que se había trazado el Comité Olímpico Colombiano.

De nuevo, el levantamiento de pesas fue el deporte más destacado de Colombia, al obtener sus atletas ocho medallas de oro, tres de plata y dos de bronce, cifra histórica para cualquier disciplina en los Panamericanos, que reafirma un crecimiento que, para fortuna del país, arranca con una rica reserva deportiva, que ha alcanzado figuraciones internacionales, con figuras como Luis Javier Mosquera, doble campeón mundial juvenil, esta vez también titulado en Toronto.

Además de Mosquera, las pesas consagraron con oros a: Habid de las Salas, en los 56 kg.; Oscar Figueroa, en los 62; Luis Javier Mosquera, en los 69; Rusmeris Villar, en los 53; Lina Rivas, en los 58; Mercedes Pérez, en los 63; Lady Solís, en los 69, y Ubaldina Valoyes, en los 75, quien alcanza así cuatro medallas de oro en sus participaciones en los últimos cuatro Juegos Panamericanos, cifra también record en la historia de Colombia y de cualquier país del área, en este certamen.

Además, por primera vez en la historia de este deporte, la totalidad del equipo regresó con medallas, porque los otros integrantes subieron al podio: con plata, Carlos Berna, en 56 kg.; Francisco Mosquera, en 62, y Ana Iris Segura, en 48, y con bronce: Jhor Esneider Moreno, en 77 kilogramos.

Tres medallas de oro aportaron disciplinas como la gimnasia, que consagró a la figura colombiana, el patinaje, el ciclismo de pista, la gimnasia y el golf.

Para destacar, especialmente, la actuación del gimnasta cucuteño Jossimar Calvo, la figura individual de Colombia, quien alcanzó tres medallas de oro, en arzones, barra fija y barras paralelas, además de un bronce por equipos.

Las tres medallas de oro de Calvo se constituyen en un registro para la historia de Colombia en los Panamericanos, por cuanto hasta ahora, en los 64 años de celebración del certamen, pocos atletas colombianos habían llegado a dos preseas doradas en una sola participación, resultado que reafirma a Calvo como una carta a considerar para la participación en los Juegos Olímpicos Río 2016.

El patinaje también se llevó tres medallas de oro, dos de ellas con la antioqueña Hellen Montoya, quien ganó los 200 y los 500 metros, y alcanzó a ser la figura nacional en la primera parte de la semana inaugural, y con Pedro Causil, quien obtuvo el oro en los 500 metros y fue bronce en los 300. La otra medalla de bronce de este deporte, en el que Colombia es potencia mundial, fue conquistada por Juan Sanz, en 10.000 metros.

El ciclismo de pista le dio al país tres medallas de oro, con la figura, Fernando Gaviria, quien confirmó que es un fenómeno, especialmente por lo realizado en el ómnium, en el que fue amplio dominador.

Gaviria también formó parte del equipo de persecución que obtuvo el oro, acompañado por Juan Esteban Arango, Arles Castro y Johnatan Restrepo.

El tercer oro fue conseguido por Fabián Puerta, en el keirim, para ratificar el buen nivel con el cual llegó a Toronto. Colombia también conquistó tres bronces, dos con Juliana Gaviria, en el keirin y en el esprint, y con el equipo de esprint, conformado por la misma corredora, y por Diana García.

El golf fue uno de los deportes revelación, porque se esperaba un oro, con Mariajo Uribe, en individual, que finalmente se conquistó, y se obtuvieron tres, con Marcelo Rozo, en individual, y en la modalidad de equipos, con estos dos atletas y Mateo Gómez y Paola Moreno.

Además, el golf representó un fuerte aliciente, cuando Colombia había pasado varias jornadas estancado en la medallería, y las tres consagraciones de los golfistas revivieron el estado de ánimo de la delegación, al comenzar la segunda y definitiva semana.

Dos medallas de oro entregaron el atletismo y el squash.

En el atletismo, la gran vedette de este deporte en los Juegos, Caterine Ibargüen, llegó, vio y venció, y dio un especial espectáculo en el salto triple.

Caterine superó la barrera de los 15 metros y ganó con facilidad una prueba en la cual está catalogada como la mejor del mundo.

El segundo oro del atletismo lo conquistó la semifondista Muriel Coneo, brillante ganadora en los tres certámenes anteriores del ciclo olímpico, en los 1.500 metros, para los cuales se reservó, tras renunciar a su presencia en los 3.000 metros.

Esta medalla selló la gran victoria de Colombia sobre México, en estos Juegos, porque cuando las expectativas por el oro del fútbol se desvanecían en el estadio de Hamilton, Muriel ganó los 1.500 y nuestro país se hizo matemáticamente inalcanzable para los mexicanos.

La única medalla de plata del atletismo la conquistó el semifondista Rafith Rodríguez, quien, luego de una buena demostración durante la mayor parte de las dos vueltas, fue aventajado sobre la raya final. Un bronce también aportó el atletismo, con Yosiri Urrutia, en el salto triple.

El squash merece un reconocimiento especial, porque en sus resultados se conjugó la experiencia de un hombre como Miguel Ángel Rodríguez y la reserva deportiva representada por la joven dupla conformada por Andrés Herrera y Juan Vargas, los ganadores de esas altas distinciones.

De Miguel Rodríguez, quien además fue el Abanderado Claro de Colombia en los Juegos, se esperaba la medalla de oro, y la consiguió para ratificar su condición como uno de los cuatro mejores squashistas del mundo en la actualidad.

Pero de los jóvenes Herrera y Vargas no, porque comenzaron un trabajo en busca de Toronto 2015, en enero pasado y debieron sortear difíciles rivales, para llegar a la final ante la pareja local, a quienes les dieron un baile que dejó sorprendidos a todos. Este deporte también aportó dos medallas de bronce, con Catalina Peláez y Laura Tovar, en dobles, y ellas y Karol González, por equipos.

Una medalla de oro conquistaron la arquería, el bolo y el tenis.

El equipo femenino de arqueras, conformado por Ana María Rendón, Natalia Sánchez y Mayra Sepúlveda, le aportó a Colombia el oro por equipos, que confirma los grandes avances nacionales en esta disciplina. Además, la veterana Ana María Rendón entregó al país una medalla de bronce, en la modalidad individual.

Por su parte, el bolo ratificó su opción, al obtener la dupla de Clara Juliana Guerrero y Rocío Restrepo la medalla de oro en dobles.

La pareja masculina de Jaime González y Manuel Otálora obtuvo la medalla de plata también en dobles. La tercera presea de este deporte la conquistó Rocío Restrepo, en individual.

El tenis le brindó al país el oro con Mariana Duque, quien conquistó el título de sencillos, mientras en la misma especialidad, rama masculina, Nicolás Barrientos obtuvo la presea de plata.

Los restantes deportes no obtuvieron preseas doradas, pero sí brindaron sus aportes al medallero.

El boxeo entregó cinco medallas, dos de plata, con Deivis Julio Blanco, en la división de los 91 kilogramos, y Jorge Luis Vivas, en los 75, y tres de bronce, ganadas por Céiber Ávila, en los 52; Juan Carlos Carrillo, en los 81, e Ingrit Valencia, en los 51.

Los clavados entregaron una medalla de plata, con Víctor Hugo Ortega, en plataforma de 10 metros.

La esgrima, una medalla de plata, con la veterana Saskia Van Erven García, quien fue segunda en individual, rama masculina.

La selección de fútbol femenino realizó una limpia campaña hasta la final, que perdió con Brasil, para adjudicarse la medalla de plata.

En gimnasia, modalidad trampolín, Ángel Hernández, uno de los favoritos para el título, alcanzó la medalla de plata.

Judo, por su parte, se llevó tres medallas de bronce, alcanzadas por John Futtinico, en 60 kilogramos; Pedro Castro, en 81, y la medallista olímpica Yuri Alvear, en 70 kilogramos.

El karate se adjudicó una medalla de bronce, con Andrés Rendón, en la división de los 60 kilogramos.

Diego Duque entregó una medalla de bronce, en el patinaje artístico, programa libre.

El veterano Danilo Caro obtuvo medalla de bronce, en la prueba de trap masculino.

El taekwondo alcanzó cuatro medallas de bronce, a cargo de Harold Avella, en 58 kilogramos; Miguel Ángel Trejos, en 68; Jessica Bravo, en 67, y Doris Patiño, en 57.

Finalmente, la lucha se adjudicó cinco medallas de bronce, con Emir Hernández, en 57 kilogramos; Carlos Muñoz, en 75; Cristian Mosquera, en 85; Carolina Castillo, en 48, y la doble medallista olímpica, Jackeline Rentería, en 63.

Terminan los XVII Juegos Panamericanos Toronto 2015 y Colombia puede celebrar porque se superaron todas las expectativas y dejó en claro sus progresos.

Comienza ahora la carrera hacia los Juegos Olímpicos Río 2016, que se celebrarán dentro de un año, a los cuales llegará el país con la intención de superar las ocho medallas logradas en Londres 2012.

Con COC.

email
Anterior

Jackson Martínez ya viste los colores del Atlético de Madrid

Siguiente

Se disputó la tercera fecha de la Liga Argos Futsal