Columna LÍDEREventos EspecialesFútbolOpinionOtros

Colombia vs Peru: ¡El partido!

Por: Wilfrido Franco García

No era precisamente el cotejo ante Argentina, el detonante para nosotros, en esta doble fecha de eliminatoria. El juego es este. El de ahora. El de este martes. El duelo ante los incas. Este es ¡el partido!

Perder en Buenos Aires era posible, un empate fue un excelente saldo y una victoria hubiese sido ciertamente el parnaso total. Ahora se viene el rival directo. La cuestión es definir en mucho porcentaje, el visado a Brasil para nuestro quinto mundial en toda la historia, tras tres ausencias lamentables en Japón-Corea, Alemania y Sudáfrica, que todavía duelen. Con la factible victoria ante los incas, Colombia sumaría 23 puntos y estaría a solamente dos unidades del éxito, restándole jugar en casa ante Ecuador y Chile, y visitar a Uruguay y al colero, Paraguay. Muy cerca… muy cerca del cielo. Pero ojo, que el partido ante los peruanos, es ¡el partido!. En sus dos últimas presentaciones, los incas ganaron por un idéntico 1-0 a chilenos y ecuatorianos, dos rivales complicados y directos en su afán de volver a un mundial luego de 32 años (el último de los incas fue España 82), llegan a Barranquilla con aire en la camiseta, cobijados por la sapiencia del versado técnico uruguayo Sergio Markarián y amparados en los denominados “Cuatro fantásticos”: Claudio Pizarro, Jefferson Farfán, Juan Vargas y Paolo Guerrero. No se puede menospreciar al rival inca, al equipo de la banda roja, al cuadro de los botines sicodélicos y de la estética irrefrenable. Pero también es cierto, que por mucho rival que sea Perú y por lo bien que llegue este martes a Barranquilla, es un contrincante asequible y sobre todo, estamos obligados a ganarles. Cabría entonces aquella frase tonta y falsa: “hay que ganar aunque sea por medio gol a cero”; pero ahora no estamos para filosofar sobre si “medio gol” existe o es un absurdo anuncio de la dicotomía popular cuando el fútbol es capaz de pervertir al lenguaje. Estamos en el campo netamente futbolístico, donde debo reconocer el crecimiento de un arquero como David Ospina, que se jugó la vida en Buenos Aires en pos de punto logrado. Colombia tiene un técnico vivo, sagaz y oportuno. Supo presionar con sus anticipadas declaraciones al árbitro venezolano Marlon Escalante y el juez entre justo y asustado, favoreció el trajinar nuestro en el vetusto campo del “Monumental” de Buenos Aires. Colombia sigue administrando la mejor defensa de la eliminatoria suramericana; pero ojo, que también suma dos partidos donde no canta el gol (0-1 ante Venezuela y 0-0 frente a los argentinos), y solamente sumó tres remates a puerta en 180 minutos de juego. Fuerte en defensa, en Puerto Ordaz y Buenos Aires, mostró demasiada fragilidad en ataque, teniendo una pléyade de arietes certificados, desperdigados por todo el mundo, pero sacrificados en pos del resultado. Poco jugaron Teófilo, Bacca y Jackson, nunca aparecieron Darwin o Muriel, a Dorlan lo ignoraron, Wilder no existe para Pékerman y Falcao, fue el “Llanero Solitario” del ataque nacional, que se pierde entre las pocas opciones que dilapidó y sus afanes por resolverlo todo individualmente.  

¡El partido! es este. Ante Perú. Tenemos que rescatar el ataque. Recuperar al mejor jugador nuestro: James Rodríguez. Fortalecer la defensa y sobre todo, ganar. Ganar ante un rival directo y firme, que viene crecido, con aire en la camiseta y con ganas de repetir aquella amarga jornada de abril del 97, cuando José “El Chino” Pereda, metió el batacazo y nos sorprendió con aquella derrota inesperada en el mismo “Metropolitano” barranquillero. O qué tal la de la última Copa América en Argentina, donde Colombia cayó 0-2 ante los peruanos, justo cuando Falcao desperdició un penal y enterró toda nuestra ilusión de ganar el trofeo continental. Ahora mismo, no hay que tener clemencia, retomar el ataque y vencer a un rival directo como Perú. Porque ¡El partido! es este. Sin duda alguna.

wilfridof48@gmail.com

email
Anterior

Cóndor Santa Fe y Deportivo Sanpas se despidieron de la Liga Argos Futsal

Siguiente

Definida selección bogotana de tenis para Juegos Interligas 2013