Columna LÍDEROtros

Columna el bonche de memo

Por: Guillermo A. Cárdenas.

AQUÍ BRASIL…Y estamos al final de este proyecto que nos trajo a la tierra de PELÉ, el mais grande jogador do mundo y creo que seguirá siéndolo, porque acá vinimos a ver a los mejores, que antes de llegar a este mundial eran los escogidos para ese honor y a final el mundo entero vio sorpresas, los españoles que fueron los primeros hace cuatros años atrás, hoy los primeros en partir, y luego en fila india, los CAMPEONES de otras guerras futbolísticas, perdieron la batalla tan temprano que aun , no lo creen y me refiero a INGLATERRA, ITALIA y hasta los URUGUAYOS, también se fueron con su garra y todo por culpa del buen juego de una COLOMBIA que llego con discreción y que fue creciendo en espectáculo y goles, hasta el punto de pasar de primero en el grupo y al igual que Costa Rica dirigida por un COLOMBIANO de apellido PINTO y que COMPLICARON el cuadro que organiza hábilmente la FIFA y ni que decir de la desinflada de BRASIL, si vinimos a aprender y mucho para un presente y UN GRAN futuro, pero lo mejor esta por venir, tuvimos que recurrir a un argentino, Néstor José Pekerman,  creer en lo nuestro y que al final nos enseño que la credibilidad es la base de todos los sueños y pienso que  creyó y aprendió a bailar el SON de mi ÑIA, DANZA que acá reemplazo a la Samba y la Cumbia, para convertirse en el BAILAO del mundo, aprendimos tantas cosas que en un solo recuadro es imposible contar, pero seguro lo transmitiremos a nuestras generaciones cercanas, aprendimos  cultura, costumbres nuevas  y que no solo lo nuestro es bueno, también dentro de esas enseñanzas que deja el mundial, nos queda claro que aun no tenemos peso en la FIFA y que si bien estamos en la elite futbolística, nos falta tener unos dólares mas de peso en la rectora mundial del futbol, también nos vamos con el conocimiento que en este país, al igual que en el nuestro se hacen eventos mundiales y también se envolatan los dineros y se construyen moles de cemento donde no se necesitan y  se perjudica a unos pocos y nada pasa, hemos ganado además de experiencia, la recuperación de la FE en una raza que ya despertó de la pesadilla de una guerra insulsa y en lo personal a mi me deja este Brasil 2014, que los periodistas deportivos, debemos capacitarnos y no participar de las migajas que le dejan los Políticos de turno a nuestros deportistas, sigo aprendiendo  que lo máximo para un comunicador es asistir a estos eventos, para tener argumentos de peso para la critica, claro si no nos callan con una bala, no me interesa quien es el campeón, solo me queda en el alma que COLOMBIA es mi campeón.

@elbonchede memo
elbonchede memo@yahoo.com

email
Anterior

Colombia, campeón Mundial de Fútbol Callejero en Brasil

Siguiente

Definido el cuadro principal del ATP 250 Claro Open Colombia