Columna LÍDEROtros

Columna El Bonche de Memo / Celebraciones

Por: Guillermo “Memo” Cárdenas.

Celebrar es motivo de alegría, las celebraciones van de acuerdo al motivo pero también van estrechamente ligadas al tema económico, si se tiene o no para tirar la casa por la ventana, siempre será satisfactorio, de orgullo y hasta de felicidad celebrar un año más de vida, los cumpleaños de una persona lógicamente son diferentes a los de una institución, las repercusiones de uno y de otro, se manifiestan de acuerdo a los bombos y platillos que en cada una de ellas suenan.

Por un lado, y en la semana pasada, cristiano Ronaldo celebró su cumpleaños, el portugués con todo el dinero que ha ganado con su futbol, se da el lujo de hacer una gran fiesta con invitados especiales cantantes exclusivos y por supuesto poner condiciones a sus importantes invitados. Invitados de renombre mundial y que seguramente esa gran fiesta no tiene comparación, las cámaras de los noticieros e informativos nacionales solo atinaron a  mostrar la llegada de los autos Ferrari, maserati, mercedes Benz,  y solo con la llegada de los costosos vehículos, nos imaginábamos los suntuosos beberes, comeres en la parte interior se degustaban, solo nos tocaba esperar a los medios de comunicación lo que se deslizara atraves de las redes sociales, de los famosos que de la celebración disfrutaban.

También afuera se murmuraba al estilo Tola y Maruja si James debía asistir ir a la fiesta estando lesionado, si después de haber perdido ante el atlético de Madrid se debía haber suspendido la fiesta, si los hinchas encopetados y de alcurnia de la casa blanca Madridista estaban o no de acuerdo con el fiestononón.

Poco a poco se han ido desprendiendo las migajas de la información, fotos y videos de coros, duetos y tríos en karaoke con el reguetonero colombiano que al final no aguantó y soltó a borbotones la chicaneria que lo pondría en primeros lugares del Jack tech mundial.

La otra de la celebración de un cumpleaños estuvo en mi bella ciudad de Cali, sin carros de marca, sin vestidos Armani ni Saint Laurent , sin vinos, ni reguetoneros y en su defecto, cánticos, banderas, pequeños desfiles, el grito de siempre, américa pasión de un pueblo, 88 años de fundación, momentos difíciles y hasta un futuro incierto, pero América también estuvo de celebración, aunque sus directivos con poca creatividad, el América seguirá siendo la pasión de un pueblo. De todas maneras hay que celebrar.

elbonchedememo@yahoo.com

Anterior

Medocridad en el arbitraje colombiano

Siguiente

Teo Gutiérrez inició la Liga de Argentina con doblete