Columna LÍDEROtros

Columna Impublicable / Arbitrariedades

Por: Wilfrido Franco García

Se adelantó el “Septiembre Negro” o llegó con su negra bruma y su olor nauseabundo. Vuelve la mano negra arbitral encima de los chicos y a favor de los poderosos. Algo estremecedor sucede como casi todos los años y justo con aquellos equipos que pelean el descenso, ante la inclemencia de los malos tiempos y sobre la angustia de lo existencial en primera división. Y salen a decir que es “muy finito”, que “es muy ajustado”, “que se equivocan sin mala intención” y que “son humanos y como tal comenten errores sin mala intención”.

No hay caso. Es o no es. No hay fueras de lugar finitos o ajustados. Hay o no hay. Dayro Moreno anotó el 3-2 ante el Huila en una jugada totalmente ilícita. Fuera de lugar y no finito, ni ajustado; fuera de lugar inmenso de Román Torres quien habilitó al tolimense y en la primera acción al centro de Lewis Ochoa, había tres hombres azules en posición ilícita. Protestó el presidente del Atlético Huila y que fue “exagerado” según la radio. Nada. Fue despojado simple y llanamente tiene que protestar.

Al Cúcuta, “coincidencialmente” ante Millonarios, le expulsaron a Jhon Lozano cuando la acción hasta dejaba dudas del penal. Dicen que la intención la califica el árbitro, la mano fue involuntaria, pero Luis Sánchez dio el penal y además, expulsó al central vallecaucano cuando no daba ni para amarilla. Total, incidió en un partido donde dejó pegar al visitante y debió expulsar a Mayer Candelo por faltas reiteradas, pero ni amarilla le mostró.

En Floridablanca, Weimar Hernández expulsó justamente a Andrés Felipe Aguilar del Alianza Petrolera, pero a Jaine Barreiro del Quindío que dio zapato todo el juego, solo le mostró una temerosa amarilla. Y con falta menuda, le cortó las alas al equipo mirasol.

Este domingo en Envigado, el “eterno” Lamouroux le quitó un gol legítimo de Diego Álvarez del Envigado y también un penal, en jugadas al minuto 42 de la inicial y 20 del complemento. Ahora dirán que es simple “coincidencia” y que no “hay mala intención”. O “que hoy te quitan y mañana te dan”, pero siguen siendo argumentos baladíes en medio de un despojo total y siempre a los chicos, a favor de los grandes. Lo raro es que mullidamente un directivo en Cali, ve como favorecen a un equipo que es de su propiedad para que no descienda.

Contacto: wilfridof48@gmail.com

email
Anterior

Chaves fue tercero, Muñoz noveno en Baltimore con la Indy Lights

Siguiente

Colombia, campeón Mundial de Hockey Subacuático en varones sub 19