OtrosSalud

Cómo respirar al hacer ejercicio

Si eres deportista, haces ejercicio con frecuencia o tienes conocimiento del tema, entonces sabrás que la respiración es una parte fundamental a la hora de ejercitarse. Es por esto que es muy importante aprender a respirar correctamente. Te damos algunos consejos que te servirán de guía con respecto a este tema.

Cuando no respiras de forma adecuada tu cuerpo no obtiene el oxígeno que necesita para moverse, es por esto que muchas veces sientes cansancio y sofocamiento al poco momento de haber comenzado a ejercitar (aunque esto también puede darse por la falta de entrenamiento). Muchas personas no pueden practicar deportes como la natación, caminar o trotar porque no saben respirar correctamente. Se debe tener en cuenta que la respiración del día a día no es igual a la que haces cuando ejercitas.

Para acostumbrar a tu cuerpo a respirar correctamente sigue los siguientes consejos, a medida que comiences a hacerlo correctamente verás como tu desempeño físico cambia.

– Primero que nada debes ser consciente de tu respiración, respira lentamente y presta mucha atención en la forma que el aire entra en tu cuerpo y se mueve por dentro. Cierra los ojos para lograr una mayor concentración. Intenta disminuir el ritmo de tu respiración enfocándote en la forma que entra y sale de tu cuerpo. De esta forma observarás como tu cuerpo se beneficia por la llegada del oxígeno.

– Como segundo paso, inhala por la nariz y exhala por la boca, relaja los músculos de tu cuello y hombros. Cuando exhales presiona la boca como si fueras a dar un beso hacia afuera de forma exagerada.

– Por último, busca un sitio cómodo en donde puedas recostarte, coloca una almohada o cojín debajo de tus rodillas. Recuéstate sobre la espalda dejando las rodillas dobladas, apoyadas en la almohada. Coloca una de tus manos sobre tu abdomen y otra sobre tu pecho. Procura que el aire llene tu abdomen y mantén el pecho quieto, hazlo 3 veces, exhala el aire por la boca en 6 tiempos con los labios presionados y mantén los músculos del estomago apretados.

Además de esto, no olvides los pasos básicos antes de comenzar cualquier actividad física, un buen calentamiento y estiramiento de los músculos. El aprender a controlar la respiración también te será de mucha ayuda a la hora de controlar el estrés.

Fuente: blognutricion.com

 

email
Anterior

Dos bronces para Colombia en el triatlón de los Bolivarianos de Playa

Siguiente

Poema a River Plate