Eventos EspecialesFarándulaOtros

Cuando los ciclista llenaban los estadios

Por: Carlos Alberto Lenis García.

Cuando alguien de esta época vea esta nota, creerá que es una desfachatez lo que está leyendo, pero no, así era hasta hace unos 20 años atrás.

Mi memoria y los escritos postulados por grandes fotografías de esos aconteceres  lo rememoran. Por dar un ejemplo de hace por estos días de marzo, 50 años, se corrió la quinta etapa de la Vuelta a Colombia entre Tunja y Bogotá, con final en el Campin, era un martes 23, el gran escenario de la 57 se llenó de público sobre las tres de la tarde para ver la llegada sobre el costado occidental, ganó la etapa ese día, que era laboral no festivo Martin Emilio “cochise” Rodríguez.

Ese mismo año 1965, se corrió la octava etapa entre Armenia y Cali, otro día laboral jueves 25 de marzo. Llegada en el Pascual Guerrero, lleno a reventar dentro del estadio  en el hermoso barrio San Fernando.  El embalaje final fue para el Santandereano Alfonso Galvis.

La llamada “etapa de la muerte” entre Riosucio y Medellín de ese 65, se disputó el domingo 28 de marzo, no hubo futbol, el alcalde de la capital antioqueña, Evelio Ramírez Martínez, impartió órdenes para que las entradas del Atanasio Girardot tuviese puerta abiertas desde las 9 de la mañana para “evitar catástrofes” por la multitud que llegaría y se ubicaría en sus tribunas, porque se presagiaba que Antioquia tendría dominio en esa jornada, situación que así pasó, La Victoria fue para “el ñato” Javier Suarez.

Ocurrió lo mismo en ciudades como Manizales, Pereira y nuevamente en la capital de la republica cuando se cerró la vuelta con la etapa entre La Dorada y Bogotá, el domingo 4 de Abril, en el estadio.

Era así hace unos años cuando el ciclismo llenaba los estadios de Colombia,  pudimos disfrutar  la llegada de los ciclistas en su época Dorada a nuestras ciudades, era esa el período en que lo estadios Albergaban miles y miles de aficionados, cuando a la espera de esos héroes, en las tribunas se les rendía un tributo a ellos en esos recintos que eran sagrados para el deporte de esos años maravillosos.

Ahora que tenemos a los grandes del pedalismo universal nos llenaríamos de inmensas alegrías al ver un final de etapa en estadios colmados de gente como lo fue en la usanza y que hoy recuerdo.

Anterior

Francia Bravo perdió por nocaut técnico el título pluma del CMB

Siguiente

Lewis Hamilton saldrá primero en el Gran Premio de Malasia