Eventos EspecialesOtrosPolideportivo

Dos oros, dos platas y tres bronces ganó Colombia en Suramericano de Judo

La delegación colombiana consiguió dos medallas de oro, dos de plata y tres de bronce, en el Campeonato Suramericano de Mayores, que se llevó a cabo en Buenos Aires (Argentina). Las dos preseas doradas para el equipo nacional fueron obtenidas en la modalidad Nague No Kata Masculino y  Femenino, con los atletas Glatenferd Escobar Ramírez (TORI) y Luis Gabriel Montes (UKE), en masculino, y por Lina Marcela Ríos (TORI) y Nathalia Marcela Peña (UKE), en femenino.

Luis Salazar, en +100 kilógramos, y Eblin Lucumí, en +44 kg, ambos atletas del registro del Valle, alcanzaron las dos medallas de plata de la delegación, luego de caer en la final de la división frente al brasileño Walter Santos, y la venezolana Milagros González, respectivamente.

Salazar, fue uno de los judocas más destacados en la gira por Uruguay y Argentina, al conseguir ubicarse en el podio en los tres eventos en los que participó: plata en el Abierto Panamericano de Montevideo (Uruguay), y en el Suramericano de Mayores de Buenos Aires (Argentina), y bronce en el Abierto Panamericano de Buenos Aires.

Las dos preseas de bronce fueron logradas por el judoca sub 21, Jairo Virviescas, de Cundinamarca,  en +55 kg, luego de vencer en el combate por el tercer puesto al venezolano Armando Marta, mientras que Felipe Pineda, de Bogotá, en +90 kg, superó en la pelea por el bronce a Juan Romero, de Uruguay.

Finalmente, los judocas vallunos, Samir Londoño (-60 kg), Luis Galindo (-73 kg) y Tatiana Lucumí (-52 kg), se ubicaron en la quinta posición, en sus respectivas categorías.

La medallista de bronce en los pasados Juegos Olímpicos Londres 2012, Yuri Alvear, quién había conseguido una medalla de oro, en el Abierto de Montevideo, y una de plata, en el Abierto de Buenos Aires, en la categoría de los 70 kilogramos, no participó en las competencias del suramericano..

(Prensa COC)

email
Anterior

Falcao feliz porque será papá

Siguiente

Hoy recordamos a Spiridon Louis: primer ídolo olímpico