MotorOtros

El TC 2000 definió los campeones de la temporada 2013

Se dio por terminada el fin de semana la temporada 2013 del Shell Hellix TC 2000 que dejó como campeón al piloto Carlos Andrés Suárez del Mazda No. 24, tras ganar las dos válidas disputadas en la gran final.

En el TC Junior el título quedó en manos de Juan Pablo Arenas y Miguel Angel Ríos, Toyota No. 102. Juan Manuel Arizabaleta y David Castelblanco, campeones de la Academia TC Clase A y B, respectivamente.

Carlos Andrés Suárez,”Pope”, ganó de punta a punta las dos válidas de la máxima categoría del TC 2000, luego que su principal rival, Francesco Galvis, quien lo igualaba en puntos hasta antes de la última fecha, tuvo problemas mecánicos con su vehículo y debió retirarse a los boxes al inicio de las dos válidas disputadas.

Suárez, haciendo sendas carreras ratificó su liderato y se consolidó en lo más alto de la tabla de posiciones. El subcampeonato fue para Jimmy Ramirez y Santiago Vásquez, del Autostok Team.

El campeón del TC 2000 expresó sentirse muy contento con los resultados y agradeció a sus patrocinadores, a su familia, al TC y a la Fedeautos. Sostuvo que continuará en la batalla y que el éxito lo consiguió gracias al trabajo de todo el año, que a pesar de no correr dos válidas pasó al chase con buena puntuación y al final tuvo que “remar” duro pero lo sumado en las válidas anteriores y los resultados del cierre le ayudaron para conseguir su segundo título en la categoría.

Por su parte Juan Pablo Arenas, campeón del TC Junior, opinó que fue un título muy peleado, al cual llegaron gracias al trabajo y a la regularidad en todas las carreras y al tratar de estar siempre adelante.

“Sólo logramos ganar una válida, la primera de esta jornada. Un campeonato muy fuerte, con carros muy rápidos y buenos pilotos, pero gracias al apoyo de nuestros patrocinadores logramos el título. Este año ha sido increíble, ganamos en el CNA en la categoría ST1, ganamos el chase y ganamos el TC Junior, ahora estamos pensando en las 6 Horas”, sostuvo.

El equipo Autostok fue protagonista a lo largo de la temporada y de atrás hacia adelante fue ubicándose en los primeros lugares y peleando el campeonato hasta el último aliento. El mejoramiento de sus bólidos fue definitivo para alcanzar estos logros.

“Después del ‘chase’, es decir en la parte final de la temporada, logramos encontrar una buena ruta de desarrollo del Renault Sandero y el carro es mucho más competitivo, ya está para pelear la punta de las carreras, tiene un mejor desempeño”, señaló el ingeniero jefe del equipo, Hans Peter Goldring.

Muy temprano durante la decimotercera válida, el Renault Sandero número 34 conducido por Santiago Vásquez salió a dar la pelea y tras un buen arranque se metió entre los favoritos, llenando al final los espejos retrovisores del auto del ganador Carlos Suárez, mientras que su compañero de escuadra, Diego Alarcón a bordo del Renault Logan, terminó en la octava casilla.

“Las carreras estuvieron muy interesantes, bastante luchada la primera, pienso que habríamos podido llegar primeros y tal vez nos faltaron dos vueltas más para recortar esa diferencia que nos llevaba la punta, aunque creo que en general el balance es muy satisfactorio con este subcampeonato”, señaló Santiago Vásquez.

En la segunda carrera Jimmy Ramírez tomó el comando del Sandero y tras una buena partida que lo ubicó en los primeros lugares, una falla en el acelerador le hizo ceder terreno. Sin embargo, el piloto arriesgó en la pista, fue recortando distancia a sus rivales y de atrás hacia adelante logró ubicarse en la tercera casilla, lo que le aseguró el subcampeonato del TC 2000.

email
Anterior

Colombia busca seguir sumando en la recta final de los Juegos Bolivarianos

Siguiente

Cristiano Ronaldo, pendiente de evolución tras exámenes médicos