Columna LÍDEROtrosTenis

En la cocina de la Fed Cup se prepara el futuro del tenis colombiano

Por Pablo de Narváez.
Periodista Federación Colombiana de Tenis.

En medio de la competencia del Fed Cup que se realiza en el Country Club de Ejecutivos de Medellín, se está escribiendo el presente y cocinando el futuro del tenis femenino colombiano. El equipo, demostró un buen nivel reflejado en los resultados positivos en las dos primeras confrontaciones Venezuela y Perú, no obstante perdió la tercera contra Canadá.

El equipo colombiano no sólo está integrado por las cuatros raquetas y el capitán. Hay tres invitadas VIP. Tres acompañantes privilegiadas del equipo profesional, las juveniles y las barranquilleras María Fernanda Herazo y las hermanas María Paulina y Paula Andrea Pérez García.

El tenis es un deporte esencialmente individual en competencia, salvo en la modalidad de dobles, o en la Copa Davis y la Fed Cup. En ese par de competencias el condimento grupal tiene un sabor fundamental. ”Vivir el clima de la Fed Cup, competir por el país, sentir los nervios, la tensión, observar y aprender…se trata de vivir el momento con el equipo, que es tu familia”, dice el argentino Antonio Cordonnier, director deportivo de la Liga de Tenis del Atlántico, entrenador y formador de jugadores como el argentino Carlos Berlocq.

Vaya si es una gran experiencia. Las jóvenes pueden impregnarse del profesionalismo de las experimentadas, como Catalina, Mariana, Yuliana, y éstas, contagiarse de la rebeldía de las peladas. Según Héctor Monroy, director ejecutivo de la Liga Antioqueña de Tenis, “compartir las rutinas de un torneo de esta magnitud, el hospedaje, la alimentación, el acondicionamiento físico, eso aporta mucho”. “Ha habido un bonito empalme. Las grandes acogieron con profesionalismo y carisma, es una motivación para ellas pues son semillas que se plantan a futuro para seguir en la línea de evolución hacia el alto nivel. Sirve para formar carácter”, opina el capitán Alejandro Pedraza.

Importante que la Federación Colombiana de Tenis haya decidido que estas jugadoras se integren al equipo de Fed Cup. “Es la forma más directa de prepararlas como relevo generacional”, dice Monroy. Herazo, y “Las Mellas” están absorbiendo la experiencia. Porque un grupo es equipo gracias al sentido de pertenencia de sus integrantes, lo que genera esa cohesión con la cual se construyen las gestas deportivas.

 

email
Anterior

Regresa Kawasaki Ninja Cup 250 a Tocancipá

Siguiente

Emiliana Arango y Sofía Múnera, campeonas de dobles del Regatas