OtrosTenis

Farah, el padrino de Brayan Steven Muñoz

El tenista profesional colombiano Robert Farah, actual No. 23 en el escalafón de dobles de la ATP, está comprometido con Tennis For Colombia desde marzo de este año apoyando la causa de sol a sol,. Su ahijado es Brayan Steven Muñoz.  Hoy, Farah nos cuenta en entrevista sobre su incursión en la fundación y lo que siente al apoyar a uno de los 134 jóvenes recogebolas becados por medio de Tennis For Colombia.

“Robert Farah como deportista es excelente y como ser humano fenomenal, sencillo. Tuve la oportunidad de conocerlo personalmente en un torneo de Copa Davis que jugó Colombia en la Liga Vallecaucana de Tenis. Me invitó y fuimos a verlo con mi familia. Cuando terminó compartimos un momento. Todos querían fotos y autógrafos, no nos dejaban solos. Fue muy especial haberlo conocido y muy agradable haber hablado con él. Para mí es un privilegio que me haya elegido para apadrinarme. Me gusta el tenis y con él puedo aprender muchas cosas”, cuenta Brayan Steven.


¿Por qué decidió apadrinar a un caddie a través de Tenis For Colombia?

El hecho de poder ayudar a un a un caddie me llena de felicidad. Crecí en las canchas de tenis de los clubes colombianos y a mi lado vi crecer también a los recogebolas que cada día trabajando de sol a sol pudieron pagar sus estudios y salir adelante. Me encanta esta fundación donde puedo darles una mano a la nueva generación para que pueda concentrarse más en salir adelante.


¿Qué fue lo que le llamó la atención de este aporte?

Creo que en la fundación de Tennis For Colombia. Están haciendo un magnífico trabajo y confío mucho en uno de los que más aporta en la fundación que es Rodolfo Varela.

¿Quién está recibiendo su apoyo? Cuéntenos sobre su ahijado…

En este momento apadrino un chico. Se llama Brayan Steven Muñoz. El nació en Cali y trabaja ahí. Tiene 11 años y tiene mucho potencial. Actualmente estoy cursando sexto grado en el colegio Antonio José Camacho. Gracias a su esfuerzo va muy bien en el colegio. Sé que acaba de ocupar el cuarto puesto este trimestre en su salón.

¿Cómo se relaciona con él? ¿Está pendiente de su rendimiento escolar?

Me ha mandado varias cartas dejándome saber cómo. Estoy muy pendiente y quiero lo mejor para él.

Sí. Es un aspecto muy importante al que le presto mucha atención. Los estudios es lo más importante en este proceso. Lo importante es que ellos den su 100% y traten de mejorar y aprender cada día más.

¿En qué cosas ve retribuida esa colaboración?

La hago con todo el cariño del mundo. Ver las sonrisas de los chicos al recibir donaciones, así sea de dinero como de ropa, zapatos, implementos deportivos, me llena de alegría.

Cómo ve la gestión de la fundación en estos diez años de labor?

Muchos de nosotros hemos convivido con los niños que día a día van al club o a las ligas a trabajar. Ellos merecen una oportunidad para salir adelante. Como niños no deberían estar trabajando a tan temprana edad. Hacer lo posible para que esto no suceda es importante. Me gusta que es una fundación que facilita la comunicación con los chicos, mandan reportes varias veces al año. Invitaría a todos los que puedan unirse a esta bella causa.

¿Por qué es tan importante plantar una semilla en la educación de los niños y niñas de Colombia?

Ellos son el futuro de nuestro país y cada niño cuenta. Toca, si se puede, colaborar con un granito de arena. Colombia crecerá como país y todos nos beneficiaremos cuando un gran porcentaje de nuestra juventud tenga la oportunidad de terminar el bachillerato y la universidad.

 

(Prensa Tennis for Colombia)

Anterior

Edwin Rodríguez, nuevo récord Parapanamericano en impulsión de bala

Siguiente

Pastor Maldonado estará en la Carrera de las Estrellas 2014