LiteraturaOtros

Fútbol, próstata y frases célebres

 

Por: Orlando Buitrago Cruz.

Esta es la historia del diagnóstico de mí uróloga de la EPS después del examen de próstata y circunvecinos (a palo seco, sin ni siquiera un vinito de por medio). Cuando lo soltó yo ya estaba bocarriba con los brazos extendidos colgando a los lados de la camilla, y de no ser por el techo del consultorio, seguramente habría visto las puertas del cielo, y a San Pedro jugando con las llaves mirándome con mueca burlona:

Don Orlando, le voy a hablar en sentido figurado para que mi veredicto no sea tan doloroso como el examen: Chevrolet 58, es Chevrolet 58, y nadie duda de que tienen buena máquina…

Me senté con la velocidad del rayo y acoté jubiloso:

¡Y qué máquina doctora! 

La doctora, con gesto de compasión, y  con cara de persona propensa a perder rápido la paciencia, prosiguió con su diagnóstico:

Si Don Orlando. Ya le dije que les reconozco las bondades de fábrica. Pero también debo decirle que cuando comienzan a fallar no hay mecánico que valga, y es el principio de la inevitable cuenta regresiva para su chatarrización.

La muy visible temprana edad de la doctora me generó ilusión de diagnóstico equivocado. Incluso, por su cara de primera comunión me sorprendió que supiera de la existencia de los Chevrolet 58. Busqué un argumento para echar abajo su apreciación:

Doctora pero yo me siento bien de la presión, todavía lanzo el chorro lejos, y soy sensación en los orinales de los billares.

Don Orlando ¿Qué parte de comienza la cuenta regresiva, no entendió?  – replicó ya casi ofuscada, la naciente galena.

Entonces se me salió el comentarista de fútbol que llevó dentro y me sentí orgulloso de la brillante exposición que hice a continuación:

Doctora, si quiere le demuestro todo lo que puede suceder en tiempo de reposición. Hasta tres goles se han llegado a marcar.

La doctora fue lapidaria:

Don Orlando, es tan amable y se viste o llamo a seguridad. Ya se pasaron los 20 minutos de la consulta, afuera hay gente esperando. Solo me resta decirle que poco y nada puedo hacer por usted… tenga paciencia… y  mire a ver que puede hacer en el tiempo de reposición, aunque la verdad no creo que mucho, al contrario, creo que le van hacer el “ole”.

Descartada la opción de contar con los médicos de la EPS, me dediqué a leer revistas de salud y de ciencia, buscando soluciones para la próstata y circunvecinos. Hasta que un día llegó a mis manos un ejemplar de la revista Muy Interesante, y encontré algo maravilloso que acabó con todos mis dolores: Seis frases en torno al fútbol, en una publicación de corte científico:

“Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol”. Albert Camus, filósofo y escritor francés.

“No dejéis que el placer de la competición sea mayor que la presión de la competición”. Jim Rodgers, exitoso inversor americano.

“El culto hispánico religioso ha cedido paso a una nueva fe, en la que los sacerdotes emergen desde una cavidad subterránea y ofician con el pie”. José Luis Sampedro, escritor español.

“El fútbol me interesa porque es una religión benévola que ha hecho muy poco daño”. Manuel Vázquez Montalbán, periodista español.

“A mí siempre me pareció más interesante marcar un autogol que un gol. Un gol, salvo si uno se llama Pelé, es algo eminentemente vulgar y muy descortés con el arquero contrario, a quien no conoces y que no te ha hecho nada, mientras que un autogol es un gesto de independencia”. Roberto Bolaño, escritor chileno.

“El fútbol funciona como ajedrez. También allí, las reinas y los alfiles, las torres y los caballos pueden hacernos regresar a una olvidada Edad Media, pero lo único que cuenta es la muerte del rey, el mate. Y el mate, en el fútbol, es el gol”. Vladimir Dimitrijevic”. Ex-jugador serbio.

Yo no me atrevo a proponer frases célebres, pero considero que uno de los encantos del fútbol es que siempre te brinda un tiempo de reposición, una opción para encontrar la felicidad que no pudiste lograr durante todo tu partido. Siempre te dan al menos un minuto en el que pueden pasar muchas cosas por un corazón atribulado, así sea el de un Chevrolet 58.

La vida podrá proporcionar muchos dolores, pero para los que pertenecemos a la secta de esta pasión, el fútbol es una medicina por lo menos paliativa.

POSDATA: Todo lo narrado aquí es ficción. La próstata y circunvecinos están como un lulo, pero si alguien me quiere dar consejos para el tiempo de reposición puede escribirme a orlandobuitrago10@yahoo.es

 

email
Anterior

Nike Women 5k: Tres mil mujeres corriendo por una buena causa

Siguiente

Equipo de ciclismo 4-72 Colombia en la Vuelta a Asturias