CiclismoOtros

Giovanni Báez, ganador de la séptima fracción del Clásico RCN

Óscar Soliz no tuvo complicaciones para mantener  la camiseta y conserva la ventaja de más de un minuto para sus inmediatos perseguidores.

Giovanni Báez, quien fuera campeón de la Vuelta Colombia de 2008, refrescó el verbo triunfar, al imponerse en el paraíso cafetero de Chinchiná, tras aprovechar la libertad del lote de favoritos que permitió una fuga, donde Báez concluyó feliz con brazos en alto, para celebrar el triunfo. El boliviano, Óscar Soliz, conservó el liderato de la competencia.

Día perfecto para una economizar munición energética, en la jornada anterior salieron del Alto de Ventanas y mañana enfrentan la ascensión a La Línea. Por eso hoy era rodar, guardar y permitir que otros se jugaran la victoria, es decir, homenaje para esos “otros” que lo dan todo por su jefe de filas y dejan poco para la satisfacción personal.

La volada la armaron Giovanni Báez (EBSA Boyacá), Rafael Montiel Ag.Antioqueño-IDEA-L.Medellín), Flóber Peña (Boyacá se Atreve) y Stíver Ortiz (EPM-UNE-Área Metropolitana). Los cuatro acordaron el sostenimiento de la huida y del ritmo pero no repartición del botín, y como era lógico, a tres kilómetros de meta se desbarató la sociedad. Peña buscó por su lado pero no encontró y Báez se avivó, apretó y logró la buscada victoria, por fin, en un Clásico RCN.

Este viernes el juicio será en el Alto de La Línea que seleccionará de una vez al grupo de favoritos.

La jornada corta, 152.8 kilómetros, entre la localidad cafetera de Chinchiná (Caldas) hasta la capital musical de Colombia, Ibagué.

Anterior

Mario Yepes ya tiene sus posibles reemplazos con la Selección Colombia

Siguiente

Inter con Fredy Guarín venció en la Europa League