Columna LÍDEROtrosSalud

Heredabilidad Deportiva

Por Lic. Manuel A. León.

Desde la época de los griegos, siempre se buscó el atleta perfecto, de ahí se puede visibilizar la perfección del cuerpo del Discóbolo de Mirón y  de ahí en adelante se ha buscado el deportista completo y la genética  ha sido uno de los bastiones sobre los cuales se ha trabajado científicamente.

Aprovechando el IV  Congreso Internacional de Ciencias del   Deporte, hablamos con el profesor Jordi Porta, experimentado docente español  de la Universidad de Barcelona, especializado en  el tema de la “Heredabilidad  y su importancia  en la selección de talentos y elección de la especialidad deportiva”.

Nuestro diálogo comienza, preguntando  ¿Qué se entiende por heredabilidad?, a lo cual responde “ Es la cuantificación morfológica de datos genotípicos a ciertos rasgos o conductas, es decir  hasta qué punto nosotros somos como fueron nuestros antepasados”

Luego le preguntamos: ¿En el caso de un deportista donde su padre y su madre fueron deportistas  de alto rendimiento, que se puede esperar?

“Esto tiene una respuesta concreta, en cuanto en los años 70 los alemanes democráticos, hicieron un proyecto que consistía en incentivar el matrimonio entre grandes deportistas, los resultados fueron secretos, pero se supo  que un pequeño porcentaje de los hijos surgidos de grandes campeones, llegaron  a emular a sus padres, estamos hablando de un 10%

A la reflexión de  si se podía  pensar que una buena política de estado es propiciar este tipo de matrimonios para mejorar la raza deportiva de un país, señalo. “Bueno, la genética nos enseña que el ser humano pueda o no heredar los rasgos de sus antepasados más próximos, de tus  padres, o abuelos, sino  que puedes heredar los de hace  100 años”.

Al respecto de cuántas generaciones  atrás un deportista  puede heredar as capacidades de sus antepasados, el profesor Porta , expresó:  “Bueno no soy genetista, pero es muy complejo, pero en eso está la biogenética,  parte de sus estudios se  centra en controlar estos genotipos y ver hasta qué punto son controlables”.

En cuanto a la relación genética y heredabilidad, señaló: “Cuando se habla de heredabilidad se trata  de cuantificar el componente genotípico, porque el otro componente   el fenotípico se relaciona con los estímulos externos es decir con la comida , el  ejercicio , somos como nos  engendró nuestra madre o somos según lo que hacemos, lo que comemos o como nos vemos, pero la  verdad es que el factor más determinante es el genotípico, es evidente que lo más determinante son los padres, mediatos o pasados” enfatizo el docente ibérico.

Concluyendo, los rasgos  genéticos son fundamentales en la búsqueda de talentos deportivos, que más adelante se puedan proyectar al alto rendimiento y en ese aspecto la ciencia y la tecnología seguirán trabajando  en pro del atleta ideal.

 

licmanuelleon53@hotmail.com

 

email
Anterior

Nairo Quintana, nuevo amigo de Unicef

Siguiente

Alejandro González, a cuartos del Challenger Series de San Juan, Argentina