Columna LÍDEROpinionOtros

Hora del remezón en la defensa de la Selección Colombia

Por Rodrigo Hurtado

En su blog: laerapekerman.com.

Colombia perdió ante Venezuela, como casi nadie lo esperaba. Pudo empatar, pudo ganar y también pudo perder por más. La selección naufragó y muchos comentaristas señalan la fragilidad de la defensa, y en esa línea, a un nombre en concreto: Luis Amaranto Perea, el improvisado capitán en Puerto Ordaz.

Falló Amaranto como ya había fallado en el partido contra Venezuela que se empató en Barranquilla. Al jugador más experimentado de la zaga, se le notaron los años y, sobre todo,  la lentitud.

¿Habría perdido otro defensa, quizás alguno de los que estaba en la banca, esos dos balones mano a mano con Rendón, uno de los cuales terminó en gol? No se sabe. Pero el hecho es sintomático y suscita la reflexión sobre la necesidad de un recambio en la parte posterior del equipo.

Porque el dueño del puesto, y de la capitanía, es otro que anda por las mismas: el veterano Mario Alberto Yepes, que podría regresar contra Argentina. Yepes es suplente de Zapata en el Milán y aunque impone respeto, tiene partidos en los que no resulta prenda de garantía.

Amaranto anda por los 34 años. Yepes ajustó en enero 37 años. La otra alternativa es Aquivaldo Mosquera que está por cumplir 32. Seamos realistas ¿Alguno de estos jugadores va a llegar en buena forma al mundial, si es que clasificamos?

Así como antes del Mundial de Francia 98 al Pibe se le comenzó a chiflar por su lentitud y parsimonia en la cancha, ya se siente entre algunos aficionados la resistencia a poner en el fondo a alguno de estos experimentados zagueros. Le pasó lo mismo, en sus últimos años, al hoy flamante team manager del Internazionale de Milán, Iván Rámiro Cordoba. Le sucede lo mismo a Lugano en Uruguay.

Porque criticar el flojo presente de estos jugadores –y sus repercusiones en el rendimiento de la selección- no es demeritar su pasado y sus nobles aportes a la selección.

Pero ¿por ello hay que premiarlos con la titular de la selección de aquí al Mundial? ¿Nos podemos dar semejante lujo? No creo. Los delanteros de Venezuela ayer no son comparables con los que se nos vienen. ¿Será que un mal parado Yepes o un lento Amaranto podrán mantener bajo control a las ofensivas de Argentina y Ecuador? Lo dudo.

Pékerman es un tipo razonable. Seguramente se dio cuenta que ayer que el hueco fue Amaranto. Que el hombre ya no está para semejantes trotes. La pregunta que subsiste es ¿Por qué teniendo alternativas, el argentino se casó con esta triada de treintañeros? Y Sobre todo, ¿persistirá en el error?

email
Anterior

Programación Fecha 8 Liga Postobon

Siguiente

Rally colombiano arranca temporada el 14 de abril