FarándulaOtros

Hoy Recordamos a “Batigol”

Gabriel Omar Batistuta,  nació el 1 febrero 1969 en Reconquista, Provincia de Santa Fe, Argentina.  Hoy está cumpliendo 44 años. Mide: 1,85m   Pesa: 73kg.


Debido a su sobrepeso en su infancia le apodaban “el gordo”.  Antes de convertirse en una estrella del fútbol mundial, cuando tenía quince años, se dedicaba a vender huevos, gallinas y leche por las calles  para subsistir en su país natal.

Su carrera como futbolista comenzó relativamente tarde, pues siempre prefirió el baloncesto al fútbol. Cuando tenía 19 años, se convirtió en el principal arma del ataque en el Newell’s Old Boys, lo que le valió su pronto traspaso al River Plate, con el que ganó su primer título en 1990. Inmediatamente después, fue contratado por Boca Juniors donde rápidamente se ganó la reputación de delantero ávido de gol.

En 1991 fichó por la Fiorentina, que pagó por él cinco millones de dólares, club con el que ganó 1 Copa de Italia (1995-1996).  Allí le pusieron su apodo “Batigol”. En la jornada 12 de la liga 94-95 batió un curioso  récord que estaba en poder de Ezio Pascutti. Batistuta fulminó la marca del ex delantero del Bolonia, que logró en la temporada 62-63 anotar al menos un gol en cada una de las 11 primeras jornadas de liga mientras el jugador argentino lo hizo en trece ocasiones.

En mayo de 2000, el AS Roma consiguió hacerse con Batistuta por 33 millones 800 mil dólares, equipo con el que ganó la liga la temporada 2000-2001 y que lo convirtió en el tercer jugador que más cobraba de la Liga italiana con una ficha de unos 5 millones de dólares mensuales.  Luego militó en el Inter de Milán (2003-2004) y finalmente en el Al-Arabi de Catar, se retiro en 2005.

“Batigol”, debutó en la selección de su país el 27 de Marzo de 1991. Con Argentina ganó 2 Copas América (1991-1993). Estuvo presente en los mundiales de 1994 y 1998.  Su gran sueño fue ganar un Mundial, pero no se pudo. Su ídolo fue Mario Alberto Kempes y su equipo favorito Boca Juniors.

En Florencia hay una estatua de bronce dedicada a Batistuta.  Hay una estrella en el Universo que lleva su nombre y tuvo, incluso, propuestas para encarnar a Jesucristo en una película

Batistuta fue el prototipo de delantero centro. Remataba con ambas piernas, le iba bien por arriba, nunca se arrugaba ante ningún defensa y tenía el carácter suficiente como para salir airoso de cualquier situación. Siempre estaba en el momento en que su equipo lo necesitaba. Aparecía el nueve y aparecía el gol.

Quizás Batistuta no se caracterizó por ser un jugador con unas increíbles dotes técnicas, o que desarrollase un juego habilidoso y brillante, pero esto lo suplía con otras virtudes que le permitieron sobresalir a nivel mundial.

Durante más o menos una década, el delantero argentino fue sinónimo de gol debido a una inmensa capacidad definitoria que le sirvió para castigar las redes adversarias en infinidad de ocasiones.  Se le consideraba un jugador desequilibrante; su orientación, potencia, colocación y remate con las dos piernas y cabeza le permitieron tener una inmensa capacidad goleadora materializando un alto porcentaje de sus oportunidades.

Batistuta es una persona sencilla, que siempre se mantuvo alejado de las excentricidades que rodean al mundo futbolístico. Manifiesta tener una gran fe en Dios, No le gusta hablar de fútbol con sus amigos, prefiere hacerlo de cine, música o de su gran afición por la Formula 1. En su tiempo libre le encanta conducir y perderse por ahí, montar a caballo, o simplemente pasarlo al lado de sus dos hijos.

Es un hombre muy familiar. Está felizmente casado con Irina Fernández desde unos 18 años. Le encanta la música melódica, especialmente latinoamericana. Es fanático de José Luis Perales.  Entres sus pasiones también se destaca la caza, la pesca, el golf y el polo.

email
Anterior

Caimanes vs. Caballos de Coclé de Panamá. Hoy 4 p.m. en la Serie Latinoamericana

Siguiente

Definida la Selección Colombia de Pista para el Campeonato Panamericano de México