FútbolOtros

Hoy Recordamos al “Diamante Negro”

El mejor jugador  del segundo campeonato mundial de fútbol disputado en 1938 en Francia, fue el brasileño Leonidas Da Silva, apodado el “diamante negro”, quien llegó a ser considerado en su país como “el mejor delantero centro de todas las Américas”;  para muchos, fue el mejor hasta la aparición de Pelé.

Leonidas era un moreno aguerrido de  blanca dentadura y 1,65 m de estatura, se le llamó también “el hombre de goma” por su sorprendente elasticidad. Desplegaba un fútbol fino, excelente técnica, extraordinaria destreza, agilidad, velocidad, gran sentido de la oportunidad e instinto goleador.  Era un artista en la cancha; de juego acrobático, hábiles gambetas, excelente remate de cabeza, magia en el toque y en el trato que le daba al balón.

Sobre él, un periodista de Paris Match, escribió: “Acabo de asistir al partido de los brasileños… Cuando Leonidas hace un gol, uno piensa que sueña, se frota los ojos. Leonidas es la magia negra”. Para el comentarista Nelson Rodríguez, “Era un jugador rigurosamente brasileño. Tenía la fantasía, la infantilidad, la improvisación y la sensualidad de nuestros típicos cracks”.

Leonidas fue el máximo goleador de Francia-38, con 8 goles en 4 partidos. Torneo en el que anotó un gol descalzo. El hecho sucedió el  5 de julio de 1938 en el estadio del Estrasburgo. Brasil y Polonia se enfrentaban en octavos de final. Llovía copiosamente, el terreno de juego estaba totalmente empantanado. Seguramente Leonidas pensó que podía jugar mejor descalzo, no en vano así pasó su infancia y adolescencia jugando en las playas del Brasil. Entonces, se quitó medias y  botines lanzándolos hacia el banco de suplentes. Descalzo y con los pies cubiertos de barro, convirtió un gol hasta que el árbitro se percató y lo forzó a calzarse, haciéndole comprender que en el reglamento de la FIFA se especificaba la obligatoriedad de jugar calzado.  Finalmente el encuentro lo ganaron los sudamericanos 6-5 tras tiempo de prórroga.

El diamante negro fue el primer jugador en Brasil -y tal vez en el fútbol-, en utilizar publicitariamente su imagen, promocionando chocolates, jugos y cigarrillos con su nombre.  Se dice que Leonidas Da Silva fue el creador de la bicicleta, jugada que también se conoce como “chilena”, “chalaca” o tijera…

Leonidas fue ocho veces campeón de su país, jugando con Vasco Da Gama,  Botafogo, Flamengo, y especialmente San Pablo, también fue ídolo en Peñarol de Uruguay. Se retiró en 1950, a los 37 años, tras oficiar como entrenador se dedicó al comentario deportivo  y cuando el Alzheimer comenzó a disminuir sus facultades se dedicó a manejar su almacén de muebles.  El diamante negro murió el 24 de enero de 2004 a los 90 años en un asilo de la periferia de San Pablo.

 

 

email
Anterior

Tolima debuta hoy a las 7:15 p.m. en Copa Libertadores 2013

Siguiente

Se anuncia investigación contra el presidente de Itagüí