OtrosSalud

Importancia de tomar agua

De acuerdo con los expertos, tomar agua diariamente no es algo opcional, sino obligatorio para el óptimo funcionamiento tanto de nuestro cuerpo como del cerebro.

El mecanismo de la sed es tan sutil, que con frecuencia el 37% de los seres humanos lo confunde con hambre. Aún una deshidratación imperceptible retardará el metabolismo tanto como un 3%, dicen los expertos. Un vaso de agua calmará el hambre a media noche en casi un 100% de los casos bajo dieta reductora, según un estudio realizado en la Universidad de Washington.

El 90% del volumen de nuestro cerebro está compuesto por agua y es el principal vehículo de las transmisiones electroquímicas.

El descenso de tan sólo un 2% de agua en el cuerpo puede causar pérdida momentánea de memoria, dificultad con las matemáticas básicas y problemas al enfocar la vista sobre una pantalla de computadora o sobre una página impresa.

Estudios preliminares indican que beber de 8 a 10 vasos de agua al día podría aliviar significativamente muchos malestares en el 80% de las personas.

Entre los múltiples beneficios del agua se destaca su función en la digestión de alimentos, absorción de nutrientes y excreción de impurezas. Pero también está comprobado que beber como mínimo 8 vasos de agua al día disminuye en un 79% el riesgo de cáncer de mama, en un 50% las probabilidades de desarrollar cáncer de vejiga y reduce en un 45%, el riesgo de sufrir cáncer de colon.

Además, si estamos estresados, la recomendación de los especialistas es aumentar el consumo a 16 vasos de agua al día.

Las investigaciones también han encontrado que normalmente las personas no beben tal cantidad para evitar la molestia de tener que orinar continuamente; lo que constituye para los médicos en un inconveniente menor a cambio de obtener una mejor salud.

El color normal de la orina es amarillo. Si el color de la orina es muy pálido o  si no tiene color, significa que no se está ingiriendo suficiente cantidad de agua al día, y al hablar de agua es agua pura, no aplica la contenida en el té, café o gaseosas.

Fuente: 1lugarparati.wordpress.com

 

 

email
Anterior

Leer poesía y los clásicos es más beneficioso al cerebro que libros de autoayuda

Siguiente

Javier Torrente, nuevo técnico del Once Caldas