OtrosSalud

Importancia del colchón y la almohada

El descanso, una dieta adecuada y hacer ejercicio con regularidad, son tres factores de vital importancia a la hora de mantenernos saludables. Sin embargo, para poder descansar como es debido, es importante tener el colchón y la almohada en buen estado.

Tener un colchón desgastado o una almohada en mal estado puede hacer que durmamos en una posición inadecuada, por tanto, el descanso no será el mismo que si los tuviéramos en un estado óptimo. El no descansar satisfactoriamente influye no solamente en el estado que se encontrará nuestro cuerpo cuando nos levantemos sino también en nuestro estado mental y humor.

Es recomendable cambiar el colchón cada 5-10 años dependiendo de la calidad del mismo y el desgaste que haya sufrido. Para identificar si el colchón está en buenas condiciones necesitamos solamente observarlo de cerca. Si la superficie no es uniforme, está hundido, ha perdido su firmeza, tiene bultos o o solemos despertarnos por la noche o con dolor de espalda por la mañana puede significar que el colchón está desgastado.

Algunos trucos para cuidar  el colchón son:

Rotarlo cada seis u ocho semanas. Cubrirlo con una sábana adicional para mantenerlo limpio y sacarlo al sol dos veces al año.

En el caso de la almohada la vida de esta es más corta, entre uno a dos años. En este tiempo comienza a perder su capacidad elástica, hay que acomodarla varias veces durante la noche haciendo que nuestro cuello sufra las consecuencias.

Además, por estar en contacto con la  grasa del cabello, las manos y el sudor, es común que la almohada se vaya manchando, y hasta coja mal olor.

Mucha veces despertarnos  con los ojos hinchados y la cabeza embotada, puede ser culpa de la almohada y sus habitantes microscópicos. A menos que se cambian regularmente estaremos inhalando los ácaros del polvo, junto con sus enzimas digestivas y las heces, “Estos alérgenos se acumulan y pueden provocar alergias y asma en personas susceptibles”.

Lo correcto es cambiarla una vez al año, pues luego de este tiempo suele haber perdido su forma y está muy sucia.  Las personas que sufren de acné se benefician también de mantener siempre sus fundas limpias.

A medida que tenemos más edad el estado de nuestro colchón y almohada es cada vez más importante, por tanto, sería prudente verificar el estado en que están y de ser necesario cambiarlos. Es una inversión en salud.

Agencias. Foto: Laura Gommans.

Anterior

Colombia, con seis medallas en ruta del Mundial de Patinaje

Siguiente

(Audio) Estos partidos nos ayudan a buscar el camino a Copa América: Cristian Zapata