FútbolOtros

Itagüí Ditaires: Un sueño Dorado que poco a poco llega a su fin

Publicado en el blog Vuelo Dorado.

Solo tristeza, es el sentimiento que produce el pensar que el equipo que le cambió la cara al municipio de Itagüí tenga que abandonar la sede que por varios años lo acogió tan bien. Por años la historia y los medios de comunicación han vendido el Municipio como una de las zonas más violentas del país, Itagüí fue famosa por su cárcel de máxima seguridad y reconocida por albergar en este sitio de reclusión a los más peligrosos delincuentes, en noticias solo le mencionaba por su tradicional fiestas de la pereza y su particular manera de ser un municipio ocioso. Por años se contó con un estadio llamado Ditaires conocido solo por sus habitantes, sitio que estuvo abandonado por las administraciones de turno, y sus alrededores se convirtieron en sitio preferido por los delincuentes ante la ausencia  de la autoridad.

Itagüí dejó de lado su  oscuro pasado gracias a un muy buen proyecto que pisó estas tierras pujantes del sur del Valle de Aburrá, que de la mano del señor Fernando Salazar se instaló una empresa seria y soñadora como lo es el proyecto de la  Corporación Deportiva Itagüí Ditaires y el proyecto de la Águilas Doradas de Itagüí  que no solo se dedicaron a ocupar la sede del estadio Ditaires para su equipo profesional, sino que entregaron a más de 5.000 niños la oportunidad de jugar y estar en una escuela de fútbol de manera gratuita.

Hoy es muy lamentable que el equipo esté a escasas horas de abandonar el municipio que vio cómo los dorados daban sus primero vuelos en la B enfrentando con gallardía a cada uno de los equipos del torneo de ascenso. Se soñaba enormemente al ver al equipo siendo de segunda categoría cuando en la Copa Postobón peleaba con los equipos grandes de Colombia y llegó a las instancias de la final de este torneo. Y durante su estadía en la primera A, ha demostrado de que está hecho de garra, empuje y grandeza aunque sea visto como un equipo pequeño, y no se puede olvidar el gran logro obtenido durante el 2012 con su paso a la Copa Sudamericana.

Ya se imaginarán la cara de muchos políticos, concejales, empresarios y enemigos de este proyecto que nunca lo quisieron ver prosperar en esta Ciudad marcada por el abandono, la corrupción y la violencia. Ya verán el estadio Metropolitano de Ditaires abandonado por la maleza y por la administración,  al igual que hoy están abandonados el parque de las Chimeneas y la Antigua sede del Seguro en Santa María, y hasta se verán a los niños más pobres jugando con viejos zapatos, porque si sus padres les compran guayos nuevos se quedan sin con qué comer.

 Solo queda decir gracias ÁGUILAS DORADAS, por cambiar la manera de ver el fútbol en Antioquia, por permitirnos soñar y por unir a la familia en torno al balón  “SOY ANTIOQUEÑO, SOY DORADO DE CORAZÓN”.

Publicado en: http://vuelodorado.blogspot.com/2013/01/un-sueno-dorado-que-poco-poco-llega-su.html?spref=fb

 

email
Anterior

Calendario Nacional de BMX 2013

Siguiente

Feliz Cumpleaños Juan Guillermo Urán, Feliz regreso.