Columna LÍDEROtrosSelección Colombia

Jeison Murillo, el mejor de Colombia en Copa América

Columna Impublicable

Por: Wilfrido Franco García 

Nunca debutó en la primera división del Deportivo Cali. En los registros de lápices rojos, azules y negros, no aparece su debut oficial en el profesionalismo colombiano, pero Jeison Fabián Murillo Cerón fue otro de los zagueros centrales, surgidos de la inagotable cantera del Deportivo Cali que recientemente pulió con muchachos, las brillantes puntas de la novena estrella del elenco azucarero. Ahora, Murillo aparece como el revulsivo definitivo a la partida del gran capitán Mario Alberto Yepes y forma pareja en la zaga central nacional, junto a Cristian Zapata.

Murillo, Yepes y Zapata tienen en común, la casaca verdiblanca del Deportivo Cali, cuna apocalíptica donde parecen surgir los grandes zagueros nacionales como sucedió en los viejos tiempos con Óscar López, Miguel Escobar y la “Mosca” Henry Caicedo.

Fue el viernes 10 de octubre de 2014 en New Jersey, Estados Unidos, cuando Jeison Murillo recibió el bautizo oficial en el seleccionado colombiano. Pékerman y su enorme banda de asistentes, lo habían visto en el Granada CF de España. Al minuto 60 del juego amistoso ante El Salvador que ganó Colombia por 3-0, Jeison ingresó por Pedro Franco y desde allí se quedó con la titular en la Selección. Ya han pasado diez partidos internacionales para el zaguero vallecaucano, que se peina con gomina y parece un militar riguroso en medio de su cabello perfectamente delineado.

Inesperadamente, por un golpe de suerte o por los azares del destino, Murillo siendo derecho, terminó siendo el reemplazo perfecto del zurdo Yepes en la zaga nacional. Y por lo demostrado en la Copa América de Chile, durará mucho tiempo en la titular del seleccionado patrio. No hay duda que lo mejor de Colombia en ese evento fue el sector defensivo que solo permitió un gol (de Salomón Rondón de Venezuela) en cuatro cotejos, respaldados también por los guantes gigantes de David Ospina. Con una apuesta incierta, José Néstor Pékerman se ganó el ‘Balotto’ defensivo, con la aparición y consolidación de Jeison.

Nació el 27 de mayo de 1992 en Cali. El barrio Compatir fue su nicho y yendo a la famosa cancha de “Andrés Sanín” a trabajar duramente con Prudencio Viveros, el reconocido técnico buscatalentos, llegó al Deportivo Cali en sus divisiones menores. El preparador físico Hernando Arias Londoño lo trabajó desde chico y dice “que sorprendía por su excelente físico, su capacidad en el salto y su fibra muscular”. Subraya que “tiene el fenotipo del atleta perfecto”.

Los técnicos “Cheché” Hernández, Jorge Luis Bernal y Jorge Cruz no creyeron en el muchacho y preferían zagueros como Edgar Zapata, Efraín Cortés, Pablo Andrés Escobar, Daniel Briceño o Camilo Ceballos.

Los aficionados a ultranza del Deportivo Cali ni lo recuerdan. Muchos no saben aún que Jeison Murillo, surgió del cuadro verdiblanco. Ya en el 2010 se marchó al viejo continente para jugar por cinco temporadas en equipos españoles: Granada CF (dos veces), Cádiz y el Unión Deportivo Las Palmas. Tan alta fue su progresión, que desde mucho antes de iniciar la Copa en Chile, Jeison ya estaba confirmado como nuevo jugador del Inter de Milán, para buscar el anhelado reemplazo de un ídolo de los ‘azurrinegros’ como lo fue Iván Ramiro Córdoba.

Pedro Franco quien un día de octubre le cedió la posición a Jeison Murillo, terminó en el banco y no vio ni un minuto en Chile. Mientras Jeison tejió la historia de aquellos pescadores de leyenda. Fue el más sólido ante Venezuela a pesar de la derrota. Llegó el partido que lo aclamó, el octavo de su escala en la selección. Justo el octavo, porque ocho es un buen número.

Frente a Brasil. Murillo ante Neymar, imperturbable. Frente a William, insuperable. Ante Filipe Coutinho, Douglas Costa o Roberto Firmino, jamás sufrió. Duro como el diamante. Recio como el tigre. Fuerte como el acero. Intratable. Superior arriba. Ganador abajo. Sin dar treguas. Solvente en los mano a mano. Nadie pudo con él y de repeso, en el minuto 36, le llegó la gloria del gol. El primero con la Selección, el primero en la Copa América, el primero ante el gigante Brasil que sirvió para el triunfo nacional y sin saberlo, Jeison, marcaría el único gol de Colombia en el certamen (En 20 presentaciones el peor ataque de Colombia en Copa América).

En el área como los temibles centro delanteros que llevó Colombia a Chile y que desaparecieron como por encanto, Jeison fue capaz de liquidar por el costado diestro al negro Jefferson que solo pudo rumiar la derrota y recoger la pelota, con la amargura manchando su uniforme verde pasto. Luego Jeison Murillo fue el mariscal ante los peruanos. Ni Paolo Guerrero, Jefferson Farfán y Claudio Pizarro, cofradía de gol y vino, fueron capaces con el muchacho de piel canela. Tampoco Messi, Tévez, Di María y Lavezzi, las deidades argentinas. Tuvo un cierre tan perfecto cuando el reloj estallaba un gol gaucho, que el mismo Carlos Tévez, se sorprendió de la finura con la que Murillo despejó la pelota de la raya de gol.

Partidos perfectos, cierres de broche, barridas abajo con aspas de suelo al estilo del gran Miguel Escobar o del capitán Mario Yepes. Solo el lunar del séptimo cobro de penal, cuando el “Gordo” Muriel la c… en el cuarto remate. Y eso que cuentan que entró nada más a meter el penal en la tanda de cinco. ‘Gordo güevón’, la embarró. Murillo después, la elevó al cielo y voló la clasificación. “Se me hundió el pie en el momento de impactar el balón, le di muy duro y la pelota se elevó. De todo hay que aprender; pero da mucha tristeza salir así, luego de todo lo que dimos en esta Copa América”, anunció el muchacho del barrio “Compartir” en Cali con el corazón roto y ante los micrófonos de cadenas internacionales. Y remató: “Tristemente nos quedamos sin nada, pero ya vienen cosas mejores…cosas bonitas”. A sus escasos 23 años, Jeison sabe que se tomó la Copa, fue la figura de Colombia y que es verdad… lo mejor está por venir.

Contacto: wilfridof48@gmail.com

email
Anterior

“Mi sueño es la NBA”: Hansel Atencia

Siguiente

Estos son los seis colombianos presentes en el Tour de Francia 2015