Eventos EspecialesFarándulaOtros

Juan de Dios Romero, con 102 años, en la fiesta recreativa “Nuevo Comienzo” en San Andrés

A Juan de Dios Romero los años le pasan por un lado aunque sus arrugas y sus canas digan lo contrario, en contravía con  la vitalidad de su voz, su agudeza visual y su rapidez mental.

Con sus bien contados 102 años de transitar por la vida, llegó al Nuevo Comienzo a contar anécdotas y experiencias de todo un siglo de existencia, desde sus años de infancia, juventud y madurez en Plato, Magdalena, donde nació y vivió, hasta Albania en la Guajira, donde comparte vivienda con su hija y unos pocos de los 85 nietos, surgidos de una generación de 22 hijos que le han alegrado la vida.

 

Ese es Juan de Dios Romero Ospina, el “abuelo” del programa de Coldeportes NUEVO COMIENZO, que cerró con pompa y lujo su edición número 14 este fin de semana en San Andrés, con un legado de esperanza y proyección social hacia las personas mayores que como don Juan, vino a experimentar nuevas sensaciones y compartir vivencias de otros de su generación  que en realidad si tienen “ Otro motivo para vivir “.

“A mi edad no me duele una muela, me siento muy bien y estoy feliz por haber tenido la oportunidad de compartir este programa gracias a Coldeportes, a la gobernación de la Guajira, a la Alcaldía y a la Presidencia”, dijo en tono fluido y voz firme, para dar a entender que está en plenas facultades de razonamiento y condición física.

Si, una condición física que la demostró en las aguas del mar de los siete de colores, en los ejercicios matutinos y en el ambiente que le puso a cada uno de loS juegos tradicionales en los cuales participó, donde entregó toda su energía para demostrar que a sus 102 años, posee mejores condiciones que muchos de sus nietos.

Cuida a varios de ellos en Albania, allí en las puertas de la entrada a la producción de carbón más grande de América y una de las mayores del mundo, en donde trabajan algunos de sus familiares.

“Desde niño aprendí a trabajar en labores campesinas, construyendo cercas y labrando la tierra y creo que el ejercicio permanente me ha dado la salud que tengo ahora. Nada me duele, tampoco tengo restricciones de comida, bailo canto….”

Un ejemplo real  de juventud y dinamismo  para las nuevas generaciones, como lo han sido los otros 450 participantes del Nuevo Comienzo que desde hoy tiene mayores razones para sentirse útiles a la sociedad. 

(Prensa Coldeportes)

CAJASAI: comprometida con el bienestar del trabajador, su familia y la comunidad

email
Anterior

Yonny Hernández debutó puntuando en Moto GP con una Ducati

Siguiente

Colombia finalizó en el puesto 14 de la Fed Cup Junior