BéisbolBellos y BellasOtros

Kenen Bailli, con los Tigres de Cartagena para la temporada 2013-2014

Por Fredy Jinete Daza.

Cuba es considerada una de las grandes potencias del béisbol mundial, el rey de los deportes en la mayor de las Antillas es una razón de ser, motivo de orgullo nacional y es la disciplina más galardonada en la historia.



Tigres de Cartagena luego de analizar detenidamente estadísticas, condiciones, herramientas naturales, personalidad, se decidió por el cubano, Kennen Bailli, para hacer parte del equipo con miras a la temporada 2013-2014.En el momento de su firma al béisbol organizado con los Azulejos de Toronto, el periodista, Rafael Rofes Pérez, escribió una crónica donde destaca las cualidades del pelotero cubano, Tigres espera que Bailli cause en el equipo tanto impacto como el de Yasel Puig con los Dodgers de Los Ángeles.
Esta es la crónica en mención:

El día que escuché por primera vez el nombre de Kenen Bailli en las series nacionales de la pelota de Cuba me dije, ¡caramba!, ¿y este nombre y apellidos de dónde son? Sé que ese territorio oriental cubano tiene hijos con raíces de varias partes de la región, pero aún así me llamó poderosamente la atención.

Pero lo más importante hoy para este jardinero oriundo de la barriada de San Justo en la ciudad del Guaso, no es precisamente que se descifre la incógnita de su apellido –que es haitiano- y sus orígenes, sino que se sepa que anda muy motivado porque espera –si las cosas le salen bien- debutar esta temporada en las Grandes Ligas.

Firmado por la organización de los Azulejos de Toronto y con 27 años recién cumplidos, este jardinero zurdo participó en un total de siete temporadas en la Isla, siempre con los Indios de Guantánamo, en las que promedió para 326, producto de 405 hits en mil 241 veces al rectángulo, de ellos 68 dobles, 15 triples, 43 jonrones, 232 impulsadas y slugging de 509.

En su paso por las Ligas Menores de Estados Unidos (AAA) compiló con el madero para 321 en el 2011 y para 297 en el 2012, lo que da un average ofensivo en ambas incursiones de 309, numeritos que pudiera mejorar en la venidera contienda en dicha liga y que le darían la posibilidad de ser llamado al equipo Grande de la ciudad canadiense, porque en realidad es un buen bateador.

“Quiero como de costumbre montarme sobre los 300 este año y espero con ansiedad poder debutar en la Grande. Ojalá se me diera este año”, dijo con optimismo Kenen, quien es por demás primo de Roberquis Videaux, ex estelar jardinero de Guantánamo y de los equipos nacionales, quien hoy funge como entrenador en la novena de la más oriental de las provincias cubanas.

“Muchos de los peloteros que juegan en la Isla tienen condiciones y calidad suficiente para actuar en Triple A y hasta en Grandes Ligas. La pelota de aquí es bien diferente a la de allá en todo, pero aún así el béisbol se sabe que es fuerte en Cuba”.

“Ya muchos han logrado dar el gran salto y yo daré el máximo para lograr mi meta”, comentó Kenen, quien afirmó haber seguido al equipo de Guantánamo en la recién concluida fase clasificatoria de la 52 Serie Nacional en nuestro Verde Caimán.

Veloz en las bases y con la característica de poder desplazarse con acierto y rapidez en los jardines –puede jugar los tres-, dice ser fiel admirador del camarero dominicano Robinson Canó. “Da gusto verlo defendiendo su posición, se entrega con todo en el terreno. Es como nosotros los cubanos, me encanta su forma de jugar”, agregó.

“Una de las cosas que hoy me motivan a seguir adelante y tratar de triunfar es el apoyo que recibo siempre de mis hermanos cubanos. De Yoenis Céspedes y de Aroldis Chapman, por ejemplo, he recibido buena cantidad de consejos y ayuda de todo tipo. Ellos siempre han estado arriba de mí dándome aliento y me dicen a cada momento que yo puedo llegar a Grandes Ligas, que me esfuerce con todo que el premio llega…, y esas cosas influyen de manera positiva en uno”, dijo visiblemente emocionado.

Feliz y contento cada vez que conecta con efectividad a un lanzador experimentado más que a otro con menos rango, Kenen se siente a gusto al lado de su compañera. Ambos residen en la Florida y con ella comparte igualmente los buenos momentos y las difíciles pruebas y situaciones de la vida, como el tener al resto de su familia en Cuba, un gran dilema para muchos de los peloteros cubanos que hoy juegan fuera del país.

Finalmente Kenen envió un saludo a todos los peloteros y a sus amigos y seguidores tanto en Cuba, Estados Unidos como en diferentes partes del mundo y afirmó una vez más que tratará de no defraudar a todos aquellos que depositaron su confianza en él.

Le deseo a Kenen nuevos logros en el futuro. El sabe perfectamente que si logra vestirse con el uniforme grande de los Azulejos de Toronto, todos los cubanos amantes de la pelota le daremos un gran aplauso de corazón. ¡Exitos, campeón!

Bienvenido a TIGRES CLARO DE CARTAGENA.

(Prensa Tigres-Claro)

email
Anterior

Reflexión del día

Siguiente

Búcaros en la Liga Sudamericana de Baloncesto