OtrosSalud

La aceptación

 

¡No hay nada más sanador que la aceptación! Cuando aceptas, dejas de luchar contra lo que Es. Deja de agitarse dentro de ti esa fricción que se produce cuando rechazas lo que es, tal como es.   Aceptando trasciendes “tus gustos”, “tus preferencias”, “tu conveniencia”, “tu parecer”.


Aceptar no significa “que ahora te gusta lo que antes no te gustaba”, sino que trasciendes ese gusto. Tu felicidad no está atada a ello, sino que está más allá, inalterable, donde nadie la puede alcanzar o afectar.

Aceptar significa que le otorgas valor a todo, aun a aquello que va contra tus opiniones o tu parecer.

Aceptar no significa tampoco que “te conformas” o “que te da lo mismo”, sino simplemente que dejas de estar en contradicción con lo que es.

La aceptación genera paz interior. Te conviertes en un ser apacible y sereno, porque ya no luchas contra lo que es, lo aceptas.

 

Extraído del libro: Sanando a Tu Niñ@ Interior.

Autora: María Fernanda Carolo.

Publicado en: frecuenciasdeluz.com

email
Anterior

Miguel Amador consiguió su noveno record nacional en el Payton Jordan Invitational

Siguiente

Resultados 200 KM en Tocancipá