Columna LÍDERNataciónOtros

La base de los clavados está en los festivales

Por Lic. Manuel A. León

Se puede afirmar que este ha sido el gran año de los clavados  nacionales, gracias a las extraordinarias presentaciones de  la caleña Sara Carolina Pérez Beltrán y el itagüeño Kevin Giovany García Álvarez,  en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing, China; luego  en el XX Campeonato Mundial Junior de Clavados de Penza, Rusia, el antioqueño Alejandro Arias se corono campeón mundial en trampolín de 1 metro… y  es que todos ellos son el relevo generacional de estelares como Juan Guillermo Urán, Víctor Ortega y Diana Pineda entre otros,  pero ante todo  obedece  a un proceso, que comienza  con los festivales nacionales donde participan niños de 6,7,8 y 9 años.

El complejo acuático Simón Bolívar de la capital de la República fue el escenario  del festival  nacional interclubes de clavados , donde participaron 89  niños y niñas de los clubes Alcatraz de Antioquia,  Águilas de Risaralda, Marlins del Valle, Diagnosticar y Tolima Diving de Tolima, mientras que por Bogotá estuvieron Makaira, Real Capital y Club Natación y clavados de Bogotá.

En este escenario nos encontramos con  Diana Marcela Urán, hermana del “Olímpico” Juan Guillermo Urán, quien oficia como entrenadora de Alcatraz de Antioquia y quien nos habló  sobre el desarrollo de esta disciplina deportiva.

Diana, primero fue  saltadora,  teniendo como maestro a Fu Quian, después pasó a ser juez y luego hizo un curso de entrenamiento de clavados, para vincularse a Alcatraz, actual campeón nacional.

A la pregunta de la importancia de este torneo  en el  desarrollo de los clavados, expresó: “Esto es una base  muy importante, esto es el futuro de nuestros clavadistas que reemplazarán a los que están ahora,   hay niños muy talentosos, hay que apoyarlos muchísimo, darles mucha importancia, no solo en Antioquia, sino  en todos los departamentos”.

En cuanto como cautivar a los niños a esta práctica, manifestó:

Es un deporte muy complejo, pero lo principal es que les guste, que estén amañados,  que les encante,  después de eso, empezar a encausarlos, para irles mostrando el camino hacia el alto rendimiento”.

¿A los cuántos años debe  comenzar un niño?

“La  edad ideal es a los cuatro años, se comienza  a enseñarles las habilidades motrices, la elasticidad suave, todo tiene que ser muy dinámico,  luego empiezan las categoría, empezando por la D, que  es suavecita, empezando con clavados muy básicos para la competencia  y así iniciarse  al alto rendimiento” puntualizo la entrenadora  paisa

Enfatiza en el hecho  de como en Antioquia los niños de cuatro y cinco años  entrenan dos veces a la semana dos horas, es lo ideal  para que no se cansen mucho y así le tomen amor a los clavados.

 

licmanuelleon53@hotmail.com

 

email
Anterior

Muere la leyenda ciclística de Colombia, Ramón Hoyos

Siguiente

Mariana Pajón estrena diseño de casco para competencias