Columna LÍDEROtros

La trasformación del deportista del año

Por: Carlos Alberto Lenis García.

La Elección del Deportista del Año en Colombia ha tenido unas grandes transformaciones como ha sido, desde luego, nuestro deporte.

El diario EL ESPECTADOR, realiza esta ceremonia cada fin de año desde 1960 hasta la fecha llena de un lucimiento que la convierte en única, por encima y haciendo prácticamente desaparecer en titulares, hechos noticiosos o informativos a otra elección, que con un formato diferente no llega a tal altura de la del periódico de textura liberal.

Ha cambiado tanto el protagonista de esta elección, que hasta hace no mucho años elegíamos a través de una votación la cual se mantiene desde su comienzo sin prebendas ni componendas, donde participan todos aquellos que quieran hacerlo a través de la internet o enviando un recorte del periódico, al que ganaba la Vuelta a Colombia, acto que se consideraba como el más grande que podía un deportista Colombiano alcanzar:

1960 Rubén Darío Gómez,  Martin Emilio “Cochise” Rodríguez 1967, 1968, 1970, luego en el 71 se coronó campeón del Mundo lo que le dio por primera vez una connotación diferente, se premió a un Campeón Orbital,  siguiendo en los dos años siguientes a Antonio Cervantes “Kid Pambelé”, posteriormente a otros campeones del mundo en el Boxeo, en el Ajedrez, ganadores del maratón de San Silvestre en Rio de Janeiro, vencedores de carreras en Europa, caso de Alfonso Flórez Ortiz en 1980, a la atleta Ximena Restrepo por su participación exitosa, hasta ese momento en una Olimpiada la del 92 en Barcelona,  o   en su defecto a la Selección Colombia por su regreso a un mundial donde sobresale pasando a octavos de final, y de allí vinieron otros más… hasta la fecha en donde hubo que ampliar las distinciones y merecimientos que no solamente tenemos campeones del mundo, olímpicos recayendo este honor en un solo nombre si no en por lo menos 20 deportistas, sin incluir aquellos que se agrupan en deportes de conjunto como la selección Colombia de Futbol, la misma que nos hizo vibrar en alegría en la copa mundo del Brasil.

Es tan inmenso este mundo de victorias que nos entregan los deportistas Colombianos que los organizadores del Deportista del Año del Espectador han tomado la mejor decisión de homenajear en varias modalidades a estos que son el orgullo de este país que recibe a diario las buenas nuevas de nuestros atletas a donde se va a competir con los distintivos amarillo, azul y rojo sobre sus humanidades.

Ahora, presagiamos, que para el 2015 donde los retos son cada vez más influyentes, de seguro como sucedió en los recientes años, será bastante difícil escoger el DEPORTISTA DEL AÑO EL ESPECTADOR.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

email
Anterior

Keniatas ganaron la Carrera Internacional Río Cali

Siguiente

Cómo ayuda psicológicamente el deporte