OtrosSalud

La Vitamina C

Cuando se habla de vitamina C, muchos pensamos inmediatamente en que ayuda a prevenir el resfriado, lo cual, según los expertos, no es del todo cierto, al parecer es más efectiva para disminuir su duración;  lo que sí es totalmente verdad es que  se requiere la vitamina C para  el crecimiento y reparación de tejidos en el organismo.

                 

Es indispensable para:

Formar una proteína importante utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos.

Sanar heridas y formar tejido cicatricial.

Reparar y mantener el cartílago, los huesos y los dientes.

 Es importante consumirla en mayores dosis cuando: Se tiene un sistema inmunológico bajo. Anemia. Piel áspera y reseca. Muchos moretones o heridas que tardan en sanar. Sangrados nasales. Falta de energía y depresión. Cambios de Humor: Irritabilidad y estado de ánimo variable. Inflamación o sangrado de las encías.  Dolor articular y hasta estrés. Un estudio de la Vanderbilt University encontró que a falta de esta vitamina, las personas mostraban temperamentos depresivo y apagado, con niveles de glucosa reducidos y mayor oxidación de las células. 

Fuentes alimenticias:

Todas las frutas y verduras contienen alguna cantidad de vitamina C. Se recomienda consumirlas crudas

Entre las frutas que tienen las mayores fuentes de vitamina C sobresalen: Frutas y jugos de cítricos, Kiwi, Mango, Papaya, Piña, fresas, frambuesas, moras, arándanos, sandía y melón

Los vegetales con mayor fuente de vitamina C son: brócoli, coles de Bruselas, coliflor, pimientos rojos y verdes, espinaca, repollo, nabos verdes y otras verduras de hoja, papa o patata blanca y la dulce, tomates y su jugo.

 

 

Fuentes:

www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002404.htm

www.menshealthlatam.com/salud/573848/7-senales-te-falta-vitamina-c/

 

email
Anterior

Graffiti futbolero

Siguiente

Duarte y Rubiano lideran al Team Colombia en el Gp de Lugano