BaloncestoOtros

Manizales da la pelea en casa por la Liga Directv de Baloncesto

Manizales Once Caldas ganó el tercer partido de la serie semifinal con Águilas de Tunja por 77 a  68, poniendo la confrontación 2-1 y forzando a un cuarto partido. La figura del encuentro fue John Dickson con 21 puntos y 5 rebotes.

En el comienzo, el blanco blanco se alimentó de la energía que le proporcionó su afición, que colmó las graderías del coliseo Jorge Arango Uribe, y recibió a su rival con una racha inicial de 8-2. Los visitantes no entraron en desesperación y respondieron con una seguidilla de 10-2 para tomar comando del marcador.

El juego de adentro hacia afuera fue la clave de la buena respuesta de las aves, que encabezadas por Eleutherio Rentería y Michael Sneed, que anotaron el 95 % de los puntos de su equipo en este periodo, se despabilaron y empezaron a dominar. Guido Naipauer respondió con defensa, una fuerte presión al portabalón les permitió retomar el mando y finalizar el primer periodo 22 a 18, arriba.

En el siguiente cuarto, el juego físico se impuso y las defensas no permitieron tiros fáciles, eso lo reflejaron los 9 puntos, que sumaron entre ambos quintetos, en los primeros cinco minutos de este episodio. Los dirigidos por el Coach Naipauer cumplieron su cometido de mantener a Henry Uhegwu silenciado.

Pero no lograron lo mismo con Eleutherio Rentería que culminó con  14 puntos el medio tiempo. Por los manizaleños, Dickson y llevaron la batuta con 11 y 10 unidades, respectivamente con lo que lograron seguir adelante por la mínima 34 a 33. La distancia pudo haber sido superior pero apenas anotaron 7 de 14 en libres y se tenían que conformar con tener un punto de diferencia.

En el tercer cuarto se mantuvo la misma tónica y la zona pintada estuvo vedada para los tunjanos, que no obtuvieron muchos tiros fáciles. 11 puntos fue la máxima diferencia que alcanzaron los caldenses hasta ese momento del encuentro. Su única dificultad fueron los problemas de faltas de sus jugadores José Baquero, John Dickson y Jared Corpus, lo que obligó al manejador argentino a usar la banca en el cierre del cuarto que finalizó 45 a 55, arriba los locales.

El gran ambiente fue afectando al conjunto visitante que no encontró como romper el cerrojo de los albos. Un par de jugadas de falta y vale, comenzando el último cuarto,  sirvieron para que los anfitriones siguieran distanciándose, al punto de marcar diferencia de 16 unidades.

Pero la experiencia de Tomás Díaz y sus dirigidos salió a flote y producto  salidas rápidas, acortaron la distancia a 8 puntos con 5 minutos por jugar. Una defensa presionando desde la salida del balón complicó la ofensiva manizaleña, que empezó a tomar tiros malos al final de la posesión.

Los ánimos se tornaron calientes en el final, teniendo en cuenta la presión que había sobre ambos quintetos. Una falta antideportiva de Gersson Peña fue el hecho que sentenció el resultado del partido que favoreció a los de casa por 77 a 68.

El jugador más importante John Dickson que sumó 21 puntos y tomó 5 rebotes. Un factor fundamental para el triunfo blanco fue la defensa sobre los perimetrales, pues entre Barlow y Uhegwu apenas lograron 8 puntos.

La serie se juega al mejor de cinco partidos y el cuarto juego se disputará este viernes 8 de mayo, a las 8:00 p.m., en el coliseo Jorge Arango.

Con oficina de prensa.

email
Anterior

Nueve medallas para Colombia en Panamericano de pesas

Siguiente

Zinedine Zidane ya tiene la licencia UEFA Pro