OtrosTenis

María Fernanda Herazo y Paulina Pérez, campeonas de dobles en Holanda

 

El tenis juvenil colombiano tiene motivos para estar contento y esperanzado. María Fernanda Herazo y Paulina Pérez García se coronaron campeonas de su primer certamen profesional, el Torneo ITF US$10.000 Breda, en Holanda. La final fue un partidazo. Sortearon un mal comienzo, y terminaron remontando gracias su al hambre y al amor propio, 1- 6, 7- 6 (2) y 12- 10, a Elke Lemmens (BEL) y Sviatlana Pirazhenka (BIE), terceras máximas favoritas.

La dupla colombiana, acompañada por Karen Castiblanco, directora de Tenis Femenino de la Federación Colombiana de Tenis, venía de vencer en la semifinal a Carolina Wlodarczak (AUS) y Eva Wacanno (HOL), también después de ir perdiendo ser abajo, 4- 6, 6- 3 y 10- 3. En cuartos de final derrotaron con firmeza a la cuarta cabeza de serie, pareja integrada por Valeria Podda y Lisanne van Riet, 6- 2 y 6- 4. Y en el debut se encargaron de Nikki Luttikhuis y Maurien Rikkert, 6- 1, 0- 6 y 10- 7. En estos dos encuentros todas sus rivales fueron locales.

Por su parte, en este mismo certamen, ambas tenistas compitieron en la qualy por un lugar en el cuadro principal: Herazo le ganó en la primera ronda a Laura Holterbosch (ALE), 6- 0 y 6- 1; y luego perdió frente a Julyette Maria Josephine Steur (ALE), 1- 6 y 3- 6. Mientras que Pérez García le ganó a Kimberley van Rijn (HOL), 6- 1 y 6- 3. En el segundo partido derrotó a Alice Hall (FRA), 6- 2 y 6- 1. Y en la ronda final quedó a un paso, cayó ante Jade Schoelink (HOL), 5- 7, 3- 6 y 1- 6.

Paula Andrea Pérez García, hermana de Paulina; Melissa Bolívar, María Fernanda Ahumada, Juan Sebastián Mariño, Enrique Asmar, la misma Herazo, entre otros, pertenecen a una rica camada de tenistas juveniles del Atlántico que han florecido en los últimos años a partir de una explosión del tenis caribeño impulsado entre muchas otras razones, por distintos programas de masificación implementados por la Liga.  

Competir sin miramiento en la Gira Europea, ganar el primer torneo Futuro con  16 y 17 años, es fruto de años de trabajo e indica fielmente que con compromiso y sacrificio se pueden lograr los objetivos. La historia de estas chicas tiene su origen bien abajo, en la infancia allá en Barranquilla. Juniors que compiten con espíritu, con actitud profesional.

(Prensa Federación Colombiana de Tenis)

email
Anterior

Camilo Villegas marcha 20 en el el AT&T National

Siguiente

María José Uribe se ubica parcialmente 25 en el U.S. Women's Open