OtrosSalud

Niños especiales / Carta de un niño especial.

 

De acuerdo con el banco mundial, alrededor del 10% de los habitantes del planeta, viven con alguna forma de discapacidad en los países en desarrollo En Colombia, aunque los datos no están actualizados, ya que derivan del último censo nacional realizado en 2005,  se estima que el 6.4 % de los colombianos, presentan algún tipo de limitación especial  ya sea de carácter cognitivo, sensorial o motor, de estas cifras aproximadamente el 50% son menores de 18 años

 

La Organización Mundial de la Salud, como  entidad responsable de definir las enfermedades, usa el término discapacidad para describir a quienes han sido diagnosticados con alguna inhabilidad  física, psicológica, o mental, ya sean leves o graves.

Cuando un niño nace, por ejemplo, autista, con síndrome de down o no aprende a hablar con la misma velocidad que otros niños de su misma edad, no da su primer paso cuando los otros ya se sostienen de pie, o quizá aún no comprende cómo funciona un juguete concreto aunque esté diseñado para su edad; se dice que se trata de un niño con necesidades especiales.

 Para la Fundación niños especiales del oriente colombiano, Funesco, ser especial es ser una rosa azul, y siendo pocas las rosas de color azul , sabemos muy poco de ellas. Sólo sabemos que hay que cuidarlas con mayor celo y amarlas aún más.

 Los niños especiales son niños como cualquier otro, fruto del amor de los padres, que necesitan otro tipo de estimulación para lograr un desarrollo o una buena calidad de vida.

Como conmemoración del día del niño. Queremos incluir también a esos ángeles del Señor que por algún acaso viven entre nosotros.

 

Carta de un niño Especial.

 Hola mamá, hoy he llegado al mundo de la mano de Dios, porque soy un ángel enviado por él, para ser un niño toda mi vida.

Eres linda mamá, como te percibí antes de nacer, cuando soñabas tenerme entre tus brazos, acariciarme y tu voz suave me cantaba.

Te doy las gracias y te pido perdón.

Gracias por ser mi mamá y perdón por no ser el niño que tú esperabas. Pero yo soy así, soy un niño especial y te enseñaré a amarme, como yo te amo.

Seré tu niño y te cantaré, si quieres escucharme.

Seré tu niño y caminaré a tu lado, si me dejas acompañarte.

Ven mamá, toma mi mano, enséñame el camino de la vida, no tengas miedo estaré siempre a tu lado.

Ámame, yo te amo mamá, muéstrame el sol, el mar y la luna.

Seré para ti el sol y calentaré tus días, seré para ti la luna y entraré cada noche por tu ventana.

Quizás soñaste que tu niño algún día sería un arquitecto, un médico o un bombero, pero ya ves, seré un niño siempre, estaré a tu lado buscando tu mirada, tu calor, tu amor mamá.

Tus manos suaves acariciaron mi pequeño cuerpo, tus labios besaron mi rostro de ojitos pequeños.

Ahora siento tu calor y tu amor, me miras con ternura y ya no me mojas con tu llanto.

He descubierto tu sonrisa, ¡qué linda y dulce eres mamá, no tengas miedo de amarme.

Soy tu niño especial y te amo.

 

 

 

email
Anterior

Día del niño: Qué es un niño

Siguiente

Recuperar la piscina del Centro de Alto Rendimiento