OtrosPolideportivo

Osmar Fonnegra, el guía de la Selección Colombia Futsal

El técnico colombiano quiere que el combinado nacional sea el protagonista en casa, porque el equipo va a estar a la altura del certamen, en conversación a FIFA.Com.

Osmar Fonnegra no parece ser una persona nostálgica, sencillamente porque cada vez que mira hacia el pasado lo hace pensando en el futuro. La decisión resulta saludable para el hombre que tendrá la enorme responsabilidad de conducir el destino de la selección anfitriona en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Colombia 2016.

El único instante en que da paso a la nostalgia es al preguntarle si, a pesar del desafío en puerta, se toma tiempo para repasar el camino recorrido desde su llegada al cargo en 2007. “¡Claro que sí!“, exclama a FIFA.com con una risa genuina. “A veces recuerdo cuando nos sentábamos con el preparador físico a planificar soñando con jugar nuestro primer Mundial en 2016, ¡y hoy no sólo fuimos cuartos en 2012, sino que estamos entre los 10 mejores del mundo y el Mundial de 2016 lo vamos a jugar en casa!“, completa con una pizca de asombro en su voz.

Sin embargo, Fonnegra rápidamente retoma la compostura y coloca esa sorprendente actuación de Tailandia 2012 en perspectiva. “Es que debe ser así, ese cuarto puesto no hace más que agrandar el compromiso que uno ya tiene por ser la dueña de casa. Sabemos que será difícil mejorarlo, pero confiamos en hacer el trabajo necesario para al menos intentar mantenerlo. Y si no, debemos dejar bien alto los colores del país“.

El entrenador de 45 años está convencido que transita por el camino correcto. “Estamos trabajando con un núcleo de 10 de los jugadores que fueron a Tailandia, más algunos que surgieron de la Liga nacional. Nos hemos juntado cada dos o tres meses y noto que el equipo está más maduro… Ya no son los niños de 19 o 20 años que llevamos en 2012, sino hombres de verdad que, con 23 o 24 años, saben lo que quieren. Y lo importante, no han perdido la humildad“.

Consultado puntualmente sobre la evolución futbolística de su seleccionado, Fonnegra tampoco duda. “Mantenemos nuestro estilo: somos un equipo dinámico, aplicado tácticamente en la parte defensiva y peligroso en el contraataque. Ahora apostamos a salir a buscar un poco más los partidos, porque en casa deseamos ser protagonistas. Pero sin dejar de jugar un fútbol alegre y de compromiso“, recalca el antioqueño, dos veces nominado al mejor técnico del mundo.

Sin perder el norte

En este contexto, la Copa América que comienza el próximo 23 de agosto “llega en un momento justo”, confiesa Fonnegra. “La vamos a tomar como otro paso en la preparación. El objetivo es hacer un excelente Mundial, y para eso no podemos comprometernos ni con la Federación ni con la gente en ganar un título, porque sería mentirles. Apuntamos a seguir puliendo el plantel para el año próximo“, agrega este amante del billar y del vallenato, ritmo musical típico de la costa del Caribe colombiano.

Eso no significa que le reste importancia a los resultados, ni al hecho de que los especialistas pongan a Colombia entre los candidatos a ganar la Copa. “Lo sabemos, y entendemos que cada vez debemos ser más ambiciosos… Cuatro años atrás fuimos cuartos y debemos aspirar a mejorar esa actuación. Si nos enredamos en la pelea mejor, si no seguiremos trabajando de cara al Mundial. Y para eso será importante que los jugadores sigan acumulando minutos internacionales“, recalca.

Tras la Copa América, Colombia disputará un torneo amistoso en Guatemala, para encarar luego el ciclo que desembocará en la eliminatoria sudamericana, que disputará pese a estar clasificada. ¿Y después? “Entre mayo y junio, haremos una gira importante por Europa, donde aspiramos a medirnos con potencias como España, Portugal, Rusia e Italia. Ahí cerraríamos el ciclo de preparación para enfocarnos en el Mundial propiamente dicho“.

La cercanía del debut, aunque sea en las palabras, invita a una reflexión sobre la habitual presión y exigencia que sufren los anfitriones. “Aunque estemos a un año del Mundial, se siente“, admite Fonnegra. “Sabemos que la gente nos exigirá más de lo que nos exigieron el Mundial pasado, pero son lindos retos que tiene este grupo. El cosquilleo y las mariposas ya está instalados en el estómago de los jugadores, pero también en cada uno de nosotros como cuerpo técnico. Creemos que vamos a estar a la altura”.

Tomado de FIFA.Com.

email
Anterior

Estoy listo para el debut en la Liga de España: Jackson Martínez

Siguiente

Con Carlos Bacca, Milan venció al Perugia por la Copa de Italia