Bellos y BellasGolfOtros

Paola Moreno y su proyecto de vida

 

A Paola Moreno se le ve tranquila. En cada respuesta, en cada palabra, la golfista caleña deja ver que por estas fechas su vida tanto personal como deportiva atraviesa por un gran momento, al encontrar el balance ideal luego de varios años de sacrificios y turbulencias en los que lo único claro fue su arrollador talento en el campo. Consolidada como una de las tres jugadoras colombianas con condición destacada de exención dentro del LPGA Tour estadounidense, Paola tiene un plan, un proyecto de vida en torno al golf que poco a poco empieza a rendir sus frutos en este 2013.



“Me siento bien, he jugado muy sólido en las últimas semanas. Estoy entrenando duro, se viene un mes de torneos seguidos y me siento contenta con los resultados que he tenido hasta ahora”, comentó Moreno a su paso por Bogotá a pocos días de emprender de nuevo las habituales correrías por distintos campos del mundo. “Viene otra parte importante de la temporada, voy a Canadá en dos semanas luego a Ohio, descanso una semana en Miami y de allí al Women’s British Open”, anotó Paola, que destacó su preparación de los últimos años para poder aguantar el ritmo de competencias del circuito.

“A esta altura del año la preparación en mi juego es más de ajustes, de partes del juego que tengo que mejorar, diferente a la pretemporada en la que se trabaja más lo físico”, agregó Paola, que como se sabe tiene su base de preparación en la ciudad de Cali, en donde trabaja duro y constantemente a lo largo de la temporada. “Luego de graduarme de la universidad me mudé a Cali y todo mi equipo de trabajo, mi entrenador y mi gente, todo está allá”, sostuvo la vallecaucana, que se mantiene bajo los cuidados de Luis Nelson Herrera y especialmente de Juan Carlos Salinas, como ella misma lo califica, su “entrenador de toda la vida”.

La historia de Paola, una de las mejores aficionadas de la historia del país es como se recuerda, una de disciplina, trabajo y empuje. De la pequeña jugadora que por allá en 1997 celebró, en el Nacional Infantil en su club en la categoría de 10-11 años, Moreno se transformó en jugadora profesional con amplio recorrido, alcanzando como se dijo en este año el primero de los múltiples premios que sin duda la aguardan en el camino.



“Este es mi cuarto año como profesional, el primero con tarjeta ‘full’ del LPGA Tour y eso me permite arrancar los torneos desde febrero, lo que da una perspectiva diferente. Estoy muy contenta porque ha sido una experiencia increíble y todo va encaminado a que tendré mi tarjeta también el otro año. Por supuesto todavía tengo que terminar bien la temporada, tengo que seguirle ‘dando’ y sumar lo más que pueda para acabar con buen estatus para el próximo año”.

Paola conquistó hasta ahora todos los escenarios por los que pasó y ahora, le apunta a trasladar su éxito a las ‘Grandes Ligas’ del circuito femenino. En los libros de estadísticas de distintos circuitos y ámbitos, su nombre reposa como figura. En nuestro país se anotó con los títulos de los campeonatos nacionales (nueve en total), lo mismo que en Suramérica, en donde obtuvo victorias en todas las categorías (sumando once trofeos en total). Posteriormente, emigró a suelo estadounidense al elenco de Southern California, en donde obtuvo dos triunfos individuales y cinco con el elenco de las ‘Trojans’, entre ellos el NCAA Women’s Championship de 2010.

Con ese ‘background’ el paso lógico fue su salto al profesionalismo, consolidándose en el Symetra Tour estadounidense, el tour alterno femenino y que la llevó a contar dos nuevas alegrías. “Llegué al LPGA Tour en 2010 y estuve alternando en el Symetra Tour porque no tenía la tarjeta completa en el LPGA Tour. Fue una gran experiencia”, contó Paola, que ganó un torneo el año anterior y se quedó como segunda en ganancias, lo que le abrió las puertas del LPGA Tour este año. “Definitivamente se siente el cambio de nivel de un circuito a otro, del Symetra al LPGA Tour. Los premios son absolutamente diferentes, aunque le tengo mucho respeto y cariño al Symetra Tour porque allí tuve la oportunidad de tener mi tarjeta con los privilegios para jugar en el LPGA Tour y fue un paso muy importante en mi carrera”, dijo.

En once presentaciones a finales de junio en el máximo circuito en este 2013, Paola ya ha mostrado que pertenecer a la élite mundial, una que está dominada por surcoreanas por estas fechas y en la que la competencia se mantiene al más alto nivel semana tras semana. “La mayoría de las jugadoras del tour son coreanas. La influencia de ellas se siente mucho, además que cada una viaja con sus familias, con papá, mamá, etc… y por eso se ve mucho coreano en los torneos. Su influencia es clara y se siente”, declaró.

Por el momento, Moreno marcha dentro del Top-100 en ganancias en la temporada luego de presentaciones tan destacadas como la que obtuvo en Bahamas en el Pure Silk Classic, un torneo que la tuvo en la primera posición al cierre de la primera ronda. Encontrando el equilibrio en los distintos aspectos de su golf, Paola cuáles han sido sus armas más eficaces. “No soy la jugadora que más distancia tiene, pero sí soy muy consistente con mi juego. Creo que es una suma de todo, en el juego corto, en el largo, lo que me ha permitido tener este buen momento. Mi pegada es bastante recta y eso es lo que me ha llevado a jugar bien en canchas difíciles. Por ejemplo en el último ‘Major’, en el Wegmans, los ‘roughs’ eran altísimos, entonces poner la bola en el ‘fairway’ era casi tener mitad de la ronda allí”, estimó



Sus éxitos dentro del campo atrajeron las miradas de firmas patrocinadoras, entre ellas la firma ‘Herbalife’, la cual la presentó recientemente como parte de su equipo de figuras deportivas . “Para mí fue una sorpresa increíble el haber podido entrar a formar parte de este equipo del ‘Team Herbalife’. Es una gran experiencia el poder formar parte de este equipo”, comentó la caleña.

Y así como en su juego es el equilibrio el que predomina, en su vida fuera de los campos también va ‘por la mitad del ‘fairway’’, al anunciar durante dicha presentación del ‘Team Herbalife’ su próximo matrimonio en la ciudad de Cali. “Mi mamá ha estado pendiente de todo, no sé qué haría sin ella. En mi vida todo es un balance y esa parte también es importante. El golf es lo que hago, lo disfruto pero mi vida personal también es fundamental y el poder tener esa base me hace muy feliz”, puntualizó.

 

Publicado en federacióncolombianadegolf.com.co

email
Anterior

Camilo Villegas y Mariajo Uribe ascienden en el ranking mundial de golf

Siguiente

Michael Quintero avanza en el ATP Challenger en Manta, Ecuador