Columna LÍDEROtros

Pelé es el mejor

De entrada, tengo que confesar que es la primera vez que vi a Lionel Messi, romperla. En un partido trabado al cien, hasta el minuto 78, fue Messi quien descorchó la champaña. Además, marcando un golazo (el segundo) que es una pintura en el fútbol.

Tengo que reconocer que por fin vi lo que tanto le alaban y lo noté en su esplendor, y que no fue “Tosferina”, pegándole solo a los chiquitos. Pero también hay que aclarar que le ganó a un Bayern Münich desahuciado, con un plantel remendado, con cuatro de sus estrellas lesionadas (Robben, Ribery, Alaba y Bädstuber), con seis de sus titulares sin ritmo de juego también por severas lesiones, entre ellos Lähm, Thiago Alcántara, Schweinsteiger y Lewandoski, con un técnico español abierto de piernas y sin criterio que desbarató el gran equipo que heredó de Heynckes. Pero todo esto, no empaña la jornada de Messi. Contando además, que fue la primera vez que le marcó a un arquero alemán, la primera vez que le anotó a Manuel Neuer en siete enfrentamientos y la primera vez en 10 partidos que le gana un juego a Thomas Müller (teniendo en cuenta, que cuando el chapetón Guardiola sacó a Müller, el juego iba 0-0).

Ahora, nuevamente vuelve la ola,  la inmamable tarea de los medios de comunicación de Colombia y del mundo de meternos por boca y nariz, al argentino. De creer que es Dios y que todo lo está inventando en esto del fútbol. De que no hay sol sin Messi. Y claro, como estamos en los tiempos de lo mediático y de lo inmediato, vuelve la “Burra al trigo” y nuevamente, como cada vez que hace uno o dos o tres goles, ahora ya Messi es el mejor del mundo y de la historia. Todo acolitado por periodistas sin memoria, sin investigación, sin análisis, que siempre comentan esto del fútbol al son que les toquen, por conveniencia o simplemente al calor de un resultado. Por eso se equivocan tanto y meten tanto las de caminar. Sería como decir que Müller o Robben eran los mejores del mundo, hace dos años, cuando el mismo Bayern completico y sin lesionados, y dirigido por un técnico verdaderamente sapiente como Jupp Heynckes, le clavó 7-0 en la serie al mismísimo Barcelona y con el mismo Messi, humillado y desecho como cada vez que enfrentó alemanes. Cada día en que Messi hace un gol, lo quieren volver a la fuerza dizque el mejor del mundo en todos los tiempos. Ahí y así se plantea el asunto.

Para aquellos melodramáticos hinchas o pseudoperiodistas que emiten sus conceptos al calor de los resultados o al variar del viento, varios recuerdos. Dicen que los números no mienten. Acá están los números. Leamos entonces: Pelé a los 17 años fue campeón mundial de mayores, figura del mundial y marcó gol en la final ante Suecia. Messi a los 18 años solamente ganaba el mundial Juvenil de Holanda en 2005. Pelé marcó 1.282 goles, cifra a la que nunca llegará Messi así le marqué diez goles al Rayo Vallecano o nueve al Eibar por el resto de sus días. Pelé anotó solamente 56 goles de penal de esos 1.282. Messi ya lleva cincuenta goles de penal. Messi había desperdiciado 13 penales hasta 2014, Pelé en toda su carrera solo botó dos. Pelé hizo 25 goles de chilena, Messi no ha hecho ni cinco. Pelé a los 23 años había marcado 400 goles, Messi los hizo a los 27 años, y ni siquiera superó al alemán Gerhard Muller que había logrado 400 a los 26 años. Pelé jugó cuatro mundiales, ganó tres y anotó diez goles. Messi ha jugado tres mundiales, no ganó ninguno porque además ha jugado absolutamente mal en los tres y solo tiene cinco goles. Pelé anotó 97 goles con la camiseta de Brasil, Messi con la de Argentina no lleva ni la mitad, ha logrado 45 tantos. Pelé en tres años de su carrera anotó más de cien goles: 1959, 1961 y 1965. Messi nunca ha tenido un año donde llegue siquiera a ochenta goles y nunca podrá tener un año con cien goles en su carrera. Mientras Pelé ganaba tres mundiales de cuatro y era campeón a los 17, Messi no ha podido ganar nada con su selección Argentina, que ya lleva 22 años (desde 1993) sin coronarse campeón de torneo alguno. Pelé ganó mundiales donde fue figura indiscutida en dos de ellos, Messi se ganó el “Balón de Oro” en Brasil 2014 que ni él mismo entendió, cuando por encima estuvieron Thomas Müller, Arjen Robben, James Rodríguez y Tony Kroos; Pelé ganó Copas Interclubes, Mundial de Clubes, Copas América y Copa Libertadores, Messi no ganará nunca una Copa Libertadores; aunque por no jugar en Europa, Pelé nunca ganó la que ahora se llama Champions, que es tal vez el único ítem donde Messi, le saca ventaja y eso que Lionel todavía pelea mano a mano los goles y la fama en este certamen, con Cristiano Ronaldo que tampoco está entre los mejores cinco futbolistas de la historia. Dicen que Messi no ha ganado nada con Argentina porque está solo y mal rodeado, ¿Creen ustedes que Maradona estaba muy bien rodeado cuando ganó, casi en solitario, el mundial de México 86?, ¿Messi fue capaz de ganar un mundial, como lo hizo Maradona? Pelé fue el atleta perfecto, antropométricamente era el atleta ideal, con la mayor saltabilidad vista en una persona de 1.70 metros y ambidiestro, excelente en el juego aéreo a pesar de su estatura. Messi es de un cuerpo enjuto, es demasiado zurdo y modesto cabeceador, crecido a punta de esteroides, vomitando antes de los partidos y sin saber, qué más drogas han utilizado en “La Macia” para su evolución. Algún día se sabrá, así sucedió con Lance Armstrong. Si después de todos estos números y datos, que dicen nunca mienten, usted sigue creyendo en la inmediatez, en las redes sociales, en la internet, en lo de moda y lo actual, sin saber de historia y sin analizar, creánlo. Pero no hay duda alguna, que Pelé es el mejor de todos los tiempos. Messi es simplemente un gran futbolista. Ah, y fue la primera vez que le ganó a los alemanes. ¡Pero dejen tanta bulla!

P. D.

Viendo River – Boca yo creí que estaba equivocado de canal. Eso fue lucha libre, no fútbol. Terrible partido y encima Teófilo Gutiérrez, como siempre, dándoselas de ser el más guapo.

Triste presentación de Santa Fe y sobre todo de Atlético Nacional en la ida de los octavos de final de la Libertadores. Santa Fe se asustó en el primer tiempo; pudo empatar en el complemento. ¿Nacional? La sacó barata. Debió perder 5-0.

Próximos compromisos de Colombia en Mundiales: el seleccionado juvenil de Carlos “Piscis” Restrepo en Nueva Zelanda. La selección mayor femenina del técnico Fabián Felipe Taborda en Canadá. Buen viento y buena mar.

Voleibol del grande en Cali. Del 19 al 23 de mayo, se realizará el clasificatorio por dos cupos a la Copa Mundo de Japón en noviembre. Los sextetos de Argentina, Venezuela, Chile y el local, Colombia, lucharán denodadamente por lograr los tiquetes al país nipón. Todos al coliseo “Evangelista Mora”.

¿Alguien supo o vio al fantasma del descenso?.

Por: Wilfrido Franco García
Contacto: wilfridof48@gmail.com.

Anterior

Listos los semifinalistas de la Liga Argos Futsal

Siguiente

Columna El Bonche de Memo