OtrosSalud

Peligros de la cocaína

La cocaína es una droga poderosamente adictiva. Quienes la han probado describen la experiencia como una euforia potente que les da una sensación de supremacía todopoderosa. Sin embargo, una vez que la persona comienza con la cocaína, no se puede predecir ni controlar hasta qué punto continuará usándola, porque una vez que se cae en sus redes ya es muy difícil escapar, cada vez se requiere más droga y más periódicamente para estimularse.

 

Independientemente de si la cocaína se aspira, se inyecta o se fuma, los peligros para la salud física y mental son múltiples.  

Los efectos inmediatos que genera la cocaína incluyen: Pupilas dilatadas, escozor en la nariz, garganta seca: dificultad para comer y mucha sed, pérdida de apetito y de sueño.

Constricción de los vasos sanguíneos periféricos, aumento en la temperatura del cuerpo, de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. Sensación de euforia, autoconfianza, energía, pues suprime la sensación de cansancio para luego derrumbarse al pasar los efectos. Locuacidad, hablar sin ton ni son. Nervios en tensión, ganas de moverse. Pérdida de dominio propio. Se llega a discutir y pelear al menor motivo. Ansiedad. Una sola vez basta para tener fuerte deseo de volver a drogarse y repetir los recuerdos de euforia.

Los efectos secundarios de la cocaína, son también muy abundantes y variados; Algunos de los más comunes y graves son los problemas cardíacos, incluyendo infartos.

Efectos respiratorios, incluyendo insuficiencia respiratoria

Problemas en el sistema nervioso, incluyendo derrame cerebral

Problemas digestivos, musculares, nerviosos, trastornos sexuales, pérdida del olfato, visión borrosa, dolor torácico, náuseas, fiebre, espasmos musculares y convulsiones entre otros.

Los efectos psíquicos incluyen: intranquilidad, depresión, insomnio, desmotivación, irritabilidad, ansiedad, pánico, comportamiento repetitivo, alucinaciones, paranoia, psicosis y cambios de personalidad. 

Los efectos sociales abarcan: disgustos familiares, inestabilidad laboral, pérdida de capacidades profesionales, actos delictivos, propagación de la droga, aislamiento en grupos de drogadicción. Peleas callejeras, accidentes de tráfico, robos; muchos robos pues es una droga bastante costosa.

Las muertes más comunes relacionadas con la cocaína son  los paros cardíacos o convulsiones seguidas por paros respiratorios. Cuando se mezcla la cocaína con el alcohol, se incrementa considerablemente el peligro, ya que  se causa, inadvertidamente, una interacción química compleja en el cuerpo. Los investigadores han encontrado que el hígado combina la cocaína y el alcohol para fabricar una tercera sustancia, el cocaetileno, que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína y aumenta, el riesgo de muerte súbita.

 

Testimonio:

Cuando la conocí tenía 16 años.
Fuimos presentados en una fiesta, por alguien que decía ser mi amigo.
Fue amor a primera vista.
Ella me enloquecía.
Nuestro amor llegó a un punto, que ya no conseguía vivir sin ella.
Pero era un amor prohibido.
Mis padres no la aceptaron
Fui expulsado del colegio y empezamos a encontrarnos a escondidas.
Pero ahí no aguanté más, me volví loco.
Yo la quería, pero no la tenía.
Yo no podía permitir que me apartaran de ella.
Yo la amaba: destrocé el carro, rompí todo dentro de casa y casi maté a mi hermana.

Estaba loco, la necesitaba.
Hoy tengo 39 años; estoy internado en un hospital, soy inútil y voy a morir abandonado por mis padres, amigos y por ella.
¿Su nombre?
Cocaína.
A ella le debo mi amor, mi vida, mi destrucción y mi… muerte.

.(Resumen internet)

CAJASAI: comprometida con el desarrollo social, deportivo y económico de la región y del país


 

email
Anterior

Resultados de Colombia, día 3, Mundial de Atletismo menores en Ucrania

Siguiente

Unas 7000 participantes en la Carrera de la Mujer en Medellín