Columna LÍDERFútbolOpinionOtros

Santa Fe toca de nuevo la gloria

Por: Ximena Galindo

Después de dos años el equipo cardenal vuelve a ser campeón, con una excelente campaña que lo dejó como el mejor de todos en el semestre y que revalidó con la octava estrella que de nuevo cambia el escudo santafereño.

Al estadio de la 57 llegaron miles de hinchas cardenales con la ilusión de ver nuevamente al  expreso rojo dar la vuelta olímpica, y es que como ha sido tradición, como ya deben estar acostumbrados los seguidores cardenales no hay dicha sin sufrimiento y esta vez no iba a ser la excepción. El partido no fue fácil con un Santa Fe que dejó que Medellín le manejará el partido y si bien es cierto que el conjunto “poderoso” era el de la necesidad, pues perdía la serie 2-1, el local debía ratificar lo hecho en el Atanasio Girardot.

Un fortísimo aguacero dejo la cancha en difíciles condiciones para jugar al futbol y eso se vio con el transcurrir de los minutos, sin embargo Medellín se acomodó mejor al terreno de juego y aseguró la posesión del balón, complicando a Santa Fe; las faltas sucesivas por parte de los dos equipos cortaban el encuentro.

Las emociones se hicieron presentes desde temprano al minuto 9 el técnico del Medellín, Hernán Torres, es expulsado del campo de juego por reiteradas protestas al árbitro; ya en el partido Medellín salió a buscar el resultado, atacaba por las bandas, copaba el medio campo de Santa Fe y hacía lucir al cuadro cardenal incómodo en el terreno de juego, Marrugo, Marín y Cano buscaban con cambios de frente llegar a terreno santafereño.

Al descanso se fueron sin goles. Apenas comenzaba el segundo tiempo (46 segundos) y cuando los hinchas aún no se acomodaban, Luis Carlos Arias sacó un remate al palo izquierdo del arquero y  puso a delirar a los más de 38 mil asistentes al estadio El Campín. Con el marcador a favor, Santa Fe se relajó y jugó al contragolpe, Medellín era el del desgaste y quién busco por todos los frentes el empate que llego cuando el defensor Andrés Mosquera de cabeza logró el 1-1, a un minuto del final y preocupó a los cardenales. Sin embargo con el pitazo final la parcial albirroja demostró por qué siempre tuvieron su Santa Fe.

Pero ¿Por qué es campeón Santa Fe?, es campeón porque mantuvo un trabajo disciplinado y ordenado tácticamente, porque sabían que había una diferencia en el marcador, porque tuvo un proceso  y tras perder la final con Tolima en la Copa Postobon, porque aprendió de sus errores, aprendió a buscar los partidos y no esperar a lo que el rival propusiera; pero también es campeón porque mantuvo una idea de juego, porque fue el mejor local del torneo, el mejor equipo del semestre y del año, ganó porque contó con esa llamada “suerte de campeón” o con la “ayuda Divina”, que hizo que los palos fueran los aliados de Camilo Vargas cuando ya estaba vencido en su arco, porque supo hacerle frente a las lesiones de jugadores importantes,  porque marcó los goles de la final en momentos precisos, porque fue el mejor en el cuadrangular más complejo, porque tiene un trabajo administrativo importante y sencillamente porque gano la serie 3-2 frente a un digno rival como Medellín, que tenia hombres importantes como al goleador del torneo Germán Ezequiel Cano.

Independiente Santa Fe volvió a la gloria, conquistó su octava estrella y representará a Colombia en el grupo1 de la Libertadores, por ser “Colombia 2” y se en enfrentará a Atlético Mineiro de Brasil, Colo Colo de Chile y Atlas de México, un grupo complicado, pero donde Santa Fe espera brillar. Por lo pronto los hinchas santafereños  disfrutan, lloran y celebran porque para ellos el niño Dios les adelantó el regalo de navidad…

email
Anterior

(Audio) El Campeonato Nacional de Ruta está atravesado: DT de Orgullo Antioqueño

Siguiente

Jefferson Cuero se va al Morelia de México