Otros

Se alcanzó el primer objetivo en Copa América Femenina. Quedan dos sueños pendientes.

Por: José Alberto Ortiz R.

Ya las chicas de la selección Colombia de Fútbol femenino lograron su primer objetivo en la Copa América Ecuador 2014. Colombia ganó su tercer juego en línea en el certamen suramericano y se adjudicó el primer tiquete a los Panamericanos en Toronto. Las dirigidas por Felipe Taborda se impusieron 1-0 a Ecuador, con gol de Tatiana Ariza. Objetivo alcanzado aun faltando el juego de cierre de la primera fase ante el débil Perú.

Quedan dos sueños más, no fáciles de cumplir, pero ahí está el reto. Los rivales del cuadrangular  serán más exigentes que los vencidos en la primera etapa de la copa. Allí encontrará a Brasil, equipo que esta unos escalones más arriba que el resto de suramericanos. La ventaja para Colombia por ser primero de su grupo, es que solo enfrentará a Brasil en la última jornada de la fase final. Seguramente estará Chile, que por antecedentes y actualidad deberá ser el otro clasificado por el grupo B. Aunque se está atravesando Argentina.

Sea cual sea el desenlace del grupo B, Colombia tiene fútbol para hacer realidad de forma directa el segundo sueño, cupo en la Copa Mundo Canadá 2015. Este equipo de categoría mayores se conformó con  jugadoras de experiencia que están  alcanzando su madurez futbolística y junto a ellas se incluyeron  las mejores del relevo generacional.

Más allá de la ausencia de una goleadora de estirpe, en esta fase de grupos  de la copa Colombia ha conseguido nueve goles a través de nueve jugadoras diferentes, lo que considero bueno en el sentido de no depender de la capacidad individual de una u  otra jugadora. Esto se convierte en dolor de cabeza para los rivales, pues generalmente a los goleadores se les referencia y controla a través de una marca especial, mientras aquí el factor sorpresa juega a favor del equipo nacional; cualquiera hace gol y define el partido.

El técnico palmirano, Felipe Taborda, quien ya clasificó a las selecciones menores a dos mundiales – Azerbaiyán 2012 y Costa Rica 2014- ha logrado transmitir con su nuevo asistente, Nelson Abadía, los conceptos tácticos suficientes para encontrar solides en la fase defensiva del juego y luego efectividad en la ofensiva, utilizando básicamente los costados para lastimar al contrario.

De igual manera se ha trabajado fuerte en la parte motivacional y de unión de grupo, consiguiendo que todas tenga los mismos objetivos y haciendo del grupo una sola familia.

En lo táctico, su esquema inicial y estable hasta ahora en esta competencia  ha sido el  1-4-2-3-1 donde las volantes de segunda línea llegan acompañando constantemente, por derecha e izquierda, a la única delantera, en teoría, para aumentar el volumen de ataque. También se ha trabajado con base en el 1-4-4-2.

Por el conocimiento que tengo de las jugadoras, puedo afirmar que aún la selección no llega al nivel esperado por los profesores Taborda y Abadía. En la posesión de la pelota hacen falta periodos más prolongados, mas toques consecutivos para defenderse  con base en  la tenencia de la misma y se debe mejorar la entrega del balón. De igual manera se debe explotar la capacidad que se tiene en los cobros de faltas a favor,  en la táctica fija.

Colombia ha tenido la capacidad de iniciar siempre abriendo el marcador. Hasta ahora no se han encontrado en situación de resultado adverso. Faltaría medir la capacidad de asimilación cuando esto se presente y la manera cómo reacciona a la necesidad de remontar una desventaja.

Así las cosas y manteniendo la capacidad demostrada para crear y anotar goles, la buena condición física,  más la fortaleza en los duelos individuales, no encuentro motivos por los cuales este equipo no sea  protagonista de primer orden en el cuadrangular final de la Copa América Ecuador 2014 y pueda alcanzar sus dos sueños pendientes.

email
Anterior

Alejandro Arias, reserva deportiva nacional

Siguiente

Luis Gabriel Rey, goleador en la Liga Concacaf