OtrosSalud

Tienes derecho

En la vida no importa quién eres, sino que alguien te aprecie por lo que eres y te acepte y te ame incondicionalmente.

Tienes derecho a enfadarte, pero no debes pisotear la dignidad del otro.

Tienes derecho a sentir celos del triunfo de los demás, pero no debes desearles mal.

Tienes derecho a caer, pero no debes quedarte tirado.

Tienes derecho a fracasar, pero no debes sentirte derrotado.

Tienes derecho a equivocarte, pero no debes sentir lástima de ti mismo.

Tienes derecho a regañar a tus hijos, pero no debes romper sus ilusiones.

Tienes derecho a tener un mal día, pero no debes permitir que se convierta en costumbre.

Tienes derecho a tomar una mala decisión, pero no debes quedarte estacionado en ese momento.

Tienes derecho a ser feliz, pero no debes olvidar ser agradecido.

Tienes derecho a pensar en el futuro, pero no debes olvidar el presente.

Tienes derecho a buscar tu superación, pero no debes olvidar tus valores.

Tienes derecho a triunfar, pero no debe ser a costa de otros.

Tienes derecho a inventar, pero no debes olvidar a Dios.

Tienes derecho a vivir en paz, pero no debes confundir ese derecho con ser mediocre o conformista.

Tienes derecho a vivir en la opulencia, pero no debes olvidar compartir con los menos afortunados.

Tienes derecho a desanimarte, pero no debes perder la esperanza.

Tienes derecho a la justicia, pero no debes confundirla con la venganza.

Tienes derecho a enojarte, pero no debes dejar de ser cortés.

Tienes derecho a un mañana mejor, pero no debes cimentarlo en un hoy fraudulento.

Tienes derecho a ser positivo, pero no debes ser arrogante.

Tienes derecho a ser feliz, pero no te olvides de los que sufren… y ¡Ayúdales!

(Autor Anónimo)          

CAJASAI: comprometida con el bienestar del trabajador, su familia y la comunidad

   

                                                 

email
Anterior

Columna IMPUBLICABLE

Siguiente

Bogotá ganó en Techo y está a punto de clasificar