BéisbolOtrosPolideportivo

Tigres – Caimanes fue suspendido por falta de garantías. Los peloteros se agarraron a golpes.

El juego entre  Tigres de Cartagena y Caimanes de Barranquilla de ayer lunes 07 de enero por la Copa Versus de Béisbol, tuvo que ser suspendido en la alta del séptimo ante la falta de garantías por agresiones entre peloteros.


Todo comenzó cuando el dominicano Carlos Soda del registro de Caimanes, golpeó con su bate al lanzador de Tigres luego de recibir un pelotazo con las bases llenas sin out en el séptimo capítulo, cuando Caimanes de Barranquilla derrotaba cómodamente a Tigres 7 carreras por 2.

Caimanes tenía las bases llenas sin outs cuando Carlos Sosa vino a consumir su turno, José Muñoz, hizo un lanzamiento adentro golpeando al dominicano, quien con su bate en alto comenzó perseguir al lanzador hasta alcanzarlo entre primera y segunda donde comenzó la gresca.

Las cuevas de los dos equipos se vaciaron por completo y el terreno de juego se convirtió en una batalla campal ante el estupor de los aficionados, que en gran número asistieron al escenario para acompañar a su equipo en la búsqueda del primer lugar.

La Policía Metropolitana de Cartagena de Indias se hizo presente en el estadio y luego de conversar con los árbitros, directivos de la Liga Colombiana de Béisbol Profesional (LCBP), managers de los dos equipos recomendó la suspensión del juego.

La indignación de los aficionados cartageneros obligó a la Fuerza Pública a esperar la evacuación de los asistentes garantizando en todo momento la seguridad de los jugadores, cuerpo técnico de los dos equipos.

La Liga Colombiana de Béisbol Profesional (LCBP) tomará en las próximas horas una decisión por los sucesos presentados sin antecedentes en la historia del béisbol colombiano y aplicará las sanciones del caso.

El juego
Caimanes salió adelante desde el vamos con dos carreras en la parte alta de la primera entrada, cuando el venezolano, Osman Marval, con dos outs colgados le pescó un lanzamiento al centro a  Roger Luque impulsando con sencillo a Karexon Sánchez y Carlos Sosa.

Tigres empató el juego en el cierre del cuarto episodio por intermedio de Ismael Castro, quién abrió el episodio con doble al jardín central siendo remolcado por Wellington Dotel, Juan Carlos Infante conectó imparable al derecho para traer la del empate a 2 por bando.

El rally del sexto
Caimanes se fue arriba en la sexta entrada cuando le  cayeron con todo al abridor de Tigres, Roger Luque, combinándole  4 imparables, incluyendo el jonrón con dos en base de Steve Brown para dejar el juego 7 carreras por 2.

La entrada fatal
En el séptimo capítulo entró a trabajar por Tigres el derecho relevista, José Muñoz, le dio base por bolas a Héctor García, un error de Javier Brito permitió que se embasara, Karexon Sánchez, Adolfo Gómez negoció el pasaporte y luego vino el incidente lamentable con Carlos Sosa.

La Liga Colombiana de Béisbol Profesional (LCBP) tiene la última palabra para sancionar a los infractores y decidir la continuación del juego con ventaja en la séptima ronda sin outs y con las bases repletas para Caimanes de Barranquilla.

(Prensa Caimanes)

email
Anterior

Resultados del Babyatletismo en Medellín

Siguiente

Quién votó por Falcao para Balón de Oro?