OtrosSalud

Todo lo que nos sucede se puede modificar

Por: Manuel Esteban Bernabé Cañadas.

Nosotros somos las únicas personas responsables de nuestra vida. Todo lo que nos sucede es el resultado de nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras acciones y nuestra palabra, es el resultado de lo que hemos sembrado en nuestra mente, ya que por ley de la naturaleza recogemos aquello que sembramos.


Nosotros hemos sido quienes hemos creado nuestra vida, tanto lo positivo como lo negativo que haya en ella. Al ser nosotros las personas que creamos nuestra vida, tenemos con nuestra mente, y nuestros sentimientos, el poder de crearla de manera diferente, por eso llego a la conclusión de que todas las situaciones que hayan en nuestra vida tenemos el poder de modificarlas para que dejen de hacernos sufrir, y esto lo haremos con el correcto esfuerzo por pensar positivamente, sentir positivamente, actuar de forma positiva y hablar positivamente.

Tenemos que estar alertas a nuestro mundo de pensamiento, y observar con calma lo que pensamos y sentimos, ya que si al leer esto, pensamos que es imposible corregir las situaciones negativas que haya en nuestra vida, estamos decretando con nuestra mente la imposibilidad de eliminar las situaciones negativas que nos están causando sufrimiento, y por tanto es lo que sembraremos para nosotros, y justo lo mismo nos tocará recoger.

Tenemos que asimilar que la naturaleza no entiende la palabra “imposible”, lo que es posible, y lo que no, son creaciones mentales nuestras, ya que no todas las personas vemos por los mismos ojos, ni pensamos lo mismo. Lo que es posible para mi a lo mejor para otra persona es imposible, y viceversa, por eso la verdad de cada persona depende de su visión positiva o negativa de la vida, y eso depende de nuestra mente.

Como seres humanos que somos, somos capaces de crear satélites, teléfonos móviles, aviones, barcos, coches, etc. Pero también somos capaces de crear con nuestra mente situaciones negativas que posteriormente pasaremos a llamar problemas en nuestra vida. Lo más fácil es echarle la culpa de las situaciones que calificamos como problemas a otras personas, ya sea el gobierno, nuestra jefa, nuestro vecino, o nuestro hermano, pero eso es un mecanismo de defensa del ego, ya que ninguna de esas personas han decidido por nosotros en nuestra mente, ninguna de esas personas han decidido por nosotros si centramos nuestra atención en pensamientos positivos o negativos, por tanto todas las situaciones de nuestra vida las hemos creado nosotros con nuestros pensamientos y nuestros sentimientos, y por tanto nos tenemos que hacer responsables de ellas, de lo contrario no estaremos aprendiendo sobre como funcionan las leyes de la naturaleza, como creamos nuestra vida, y como recogemos aquello que sembramos.

La polaridad está presente en toda la naturaleza, todo tiene dos polos, alto-bajo, frío-calor, lejos-cerca, y por supuesto positivo o negativo. Tenemos la absoluta LIBERTAD de observar las situaciones que nos sucedan en nuestra vida desde el polo que queramos.

Si decidimos que es imposible modificar lo negativo que haya en nuestra vida, así recogeremos, pero si en cambio con el uso positivo de nuestro potencial mental decidimos que es posible corregir las situaciones negativas que haya en nuestra vida, y por tanto transmutarlas en positivas, pues justo eso es lo que recogeremos.

Para modificar nuestra vida de forma positiva necesitaremos renovar nuestra mente, para ello es necesario que eliminemos todas las creencias e ideas negativas que nos están causando que tengamos situaciones negativas en nuestra vida, y por tanto nos están causando sufrimiento y angustia.
Para ayudarnos a modificar las situaciones de nuestra vida vamos a observar nuestra vida con calma y detenimiento. Vamos a observarla desde afuera, silenciando todas las creencias e ideas negativas que podamos tener alojadas en nuestra mente y que no nos están permitiendo ver la realidad de forma positiva, y por tanto nos están creando una visión negativa sobre nuestra vida.

Cuando al observarnos desde afuera seamos capaces de decidir que situaciones de nuestra vida queremos corregir le vamos a decir a cada una de esas situaciones:

•    TE QUITO PODER. TE BORRO DE MI VIDA. Y a continuación vamos a centrar nuestra atención en un pensamiento positivo que nos haga feliz, por ejemplo si queremos corregir la situación de soledad, vamos a pensar que tenemos a nuestro lado personas que nos aman y que nos quieren, lo mismo con la salud, con la prosperidad, etc.

Vamos a repetir este ejercicio cada vez que sintamos que queremos que esa situación negativa desaparezca de nuestra vida. Es muy importante que sintamos en nuestro interior que la situación ya está modificada de forma positiva en nuestra vida, Ya que eso es tener fe, y la fe es la certeza de lo que va a  ocurrir.

Para afianzar este proceso de modificación podemos hacer afirmaciones que refuercen nuestro pensamiento positivo, por ejemplo si queremos corregir una situación de desempleo de nuestra vida podemos afirmar y decretar: Yo Soy atrayendo el trabajo perfecto en el momento perfecto, etc.

Esto hará que nos suba la vibración y por tanto el estado de ánimo, y así tendremos mucha más seguridad en nosotros mismos para eliminar las situaciones que no queremos de nuestra vida.

Este ejercicio lo podemos repetir tantas veces que necesitemos, hasta que realmente consigamos eliminar ese sentimiento negativo de nuestra mente, y por tanto esa situación que no queremos para nosotros en nuestra vida.

CAJASAI: comprometida con el bienestar del trabajador, su familia y la comunidad
email
Anterior

Cuento de Fútbol / El día que me recibí de hincha

Siguiente

Caimanes vuelve a caer en la Liga Profesional del béisbol colombiano