Columna LÍDEROpinionOtros

Un nado sincronizado con bases sólidas

Por: Lic. Manuel León.

El nado sincronizado es una modalidad acuática muy joven en nuestro país, donde Valle y Antioquia, han dominado con sus ondinas en las diferentes categorías. En Bogotá se remonta  a 1983,  cuando el Club Arrayanes montó este deporte bajo la responsabilidad de Clara Forero, teniendo como gran exponente a Claudia Bejarano, en la década del 90.

Es el Club Fontanar el que intenta promocionar esta disciplina, siendo su gran figura  Sandra Liliana Castillo, después del 2000 llega de Cali, la entrenadora Norma Valderrama, siendo su hija Luana Prato, la gran figura del nado bogotano en esa etapa, y desde hace  siete años,  la peruana Vilma Romero  comenzó un nuevo proceso, donde las capitalinas no solo están en el podio, sino que algunas de sus bailarinas han hecho parte de  seleccionados nacionales como Sarita Percy Villalobos y Liliana Triana.

Con el ánimo elevar el nivel técnico se encuentra en nuestro país Anna Tarrés, entrenadora de España entre 1997 y 2012, teniendo en su haber  6 medallas olímpicas de plata y bronce en los olímpicos de Sidney 2000, Atenas 2004, Pekín 2.008 y Londres 2.012. Además cuenta con 48 preseas entre torneos mundiales y europeos, y es autora del libro” Cuando ser la mejor no es suficiente”.

La entrenadora ibérica  se encuentra en Bogotá, dictando la clínica internacional “ Evolucionar e innovar el nado sincronizado” con la participación de deportistas y entrenadores de Argentina, Perú, Brasil , Panamá, Venezuela, Puerto Rico y Colombia.

“El objetivo de la clínica es crear un nado sincronizado con bases sólidas para Colombia”, expreso la profesora Tarrés. Además enfatizo en que se deben establecer objetivos, así sean pequeños, pero deben ser realizables.

Sobre lo que ha visto en su visita a nuestro país, señaló: “Las chicas son talentosas, hay que apostar por ellas,  se debe crear un sistema de formación, teniendo como principal ingrediente el querer entrenar mucho teniendo un mínimo de habilidades, hay que querer trabajar mucho, porque es un deporte técnico, hay  que coger mucha gente y entusiasmarla  y así poder masificar este deporte”, puntualizó.

Sobre la rivalidad entre Valle y Antioquia dijo que es buena, ya que donde hay rivalidad, hay ambición y donde hay ambición, hay competencia y eso se refleja en un buen nivel técnico.

El nado es una mezcla de natación y gimnasia  artística, pero se deben tener unas habilidades mínimas, recalca en que el nado es bellísimo y por eso llama  la atención, por  se debe tomar  con seriedad. Solo espera que esta clínica contribuya con el proceso que empezó la entrenadora Vilma Romero para posicionar el nado bogotano en el plano nacional e internacional.

licmanuelleon@hotmail.com

         

 

 

email
Anterior

Dupla Cabal-Farah, quedó eliminada del ATP 250 de Bangkok, Tailandia

Siguiente

Más de 500 participantes en San Andrés para Encuentro Recreativo y Cultural, Nuevo Comienzo: Otro Motivo para Vivir