Columna LÍDEROtros

Una Copa América mal jugada

Columna Impublicable

Por Wilfrido Franco García

Tanta alharaca. Tanta bulla mediática. Tanto dizque resultado extraño. Tanta igualdad en un torneo con equipos de un pobre nivel. Y al final, todo sigue igual. Chile, Argentina y Brasil, con muy poquito, sin estridencias y sin alardes, ganaron respectivamente los grupos A, B y C de una Copa América luchada, sudada, hasta emotiva, pero mal jugada.

De espectáculos pobres, rayando en el bochorno. Da grima esta Brasil actual que termina pidiendo tiempo por vez primera en su historia ante Venezuela. Da lástima una Argentina dizque plagada de estrellas, que vale no sé cuántos millones de dólares y euros, y finaliza el partido rogándole a su Virgen de Luján, que un equipo de morochos atletas de Jamaica, no termine empatándole en medio de los coros del “olé” burlesco de la tribuna.

Chile fue tal vez, en la ronda de grupos, el equipo que algo brilló, sin sobrarle mucho. Llevado de la mano de un hombre al que no han reconocido su verdadero valor: Jorge “El Mago” Valdivia, figura hasta el momento de este evento, y muy por encima de los encopetados Alexis Sánchez, Arturo Vidal o Claudio Bravo. De ahí para abajo, la zona bolivariana siempre entrega eliminados: Ecuador con la partida de los técnicos colombianos, fue una comparsa y se iba, uno entre Venezuela y Colombia.

Venezuela tal vez mereció más, inclusive le ganó a los nuestros; pero a la hora del té, los patriotas solo parecen dispuestos en ganarles una batalla a los colombianos y perder el resto de la guerra. No tienen para más. Ciertamente, la organización tendría que revisar detenidamente los invitados de turno pues México no respetó el evento y llegó con un equipo mediocre de meros suplentes y se fue sin ganar ningún partido, en su peor presentación en las nueve Copas donde ha estado presente.

Y Jamaica, era un relleno. Corrieron y apretaron, pero ni siquiera marcaron un gol. Se fueron los cuatro peores. Ahora, ciertamente que el favoritismo continuará en los mismos de siempre: Chile, Argentina y Brasil. Uruguay, Colombia y Paraguay, tratarán de dar pelea, pero parten con un pie atrás por diversas circunstancias.

Entre Perú y Bolivia, ganará el menos malo. Uruguay no tiene a su mejor jugador Luis Suárez y se nota cansado. Colombia hizo un gol en tres partidos, lo que refleja su incapacidad atacante y sus figuras en Chile han sido Jeison Murillo y Carlos Sánchez (que no podrá actuar ante Argentina, al igual que Cristian Zapata y el lesionado Edwin Valencia), son de mero corte defensivo reflejando el pobre torneo atacante del equipo de Pékerman.

Falcao es un muerto que no revive a pesar de las muchas oportunidades dadas por el técnico gaucho y a decir verdad, lamentablemente James Rodríguez ha estado muy lejos del nivel mostrado en el mundial. Pero que no se llamen a cuento de creer que ya ganó Argentina o que es un equipo invencible, mucho más cuando el alabado Messi, es como siempre, una sombra vestida con la diez gaucha. Creo en las palabras que un día pronunció el volante de marca Gustavo Bolívar: “Messi es tan humano como los demás. Tiene dos piernas, dos brazos y dos ojos”. Cuando lo escalonan en la marca, ni con los limitados “regge boyz”, pudo. Tampoco ante Paraguay, ni ante Uruguay. A decir verdad, Colombia si tiene la actitud y la valentía que exhibió frente a Brasil, será capaz de superar este escollo. Si entra en Viña del Mar, lleno de miedo ante los argentinos, continuarán los mismos con las mismas y todo seguirá igual. Pero nadie asusta, todos pueden ganar.

wilfridof48@gmail.com

 

Anterior

Alimentos energizantes para hacer ejercicio

Siguiente

Hoy recordamos a Juan Manuel Fangio