MotorOtros

Yacaman , 14 en Kansas Speedway./ Crónica.

 Gracias al gran desempeño de Gustavo Yacamán en carrera, los primeros 90 minutos de la cita de duración en Kansas Speedway,  fueron solamente del dueño de los guantes tricolor. Inteligentemente se supo colocar en posición al momento de la verde y capitalizó más adelante los errores de los demás para hacerse con el liderato de la competencia. 

 Yacamán este fin de semana confirmó con contundencia su evolución en la Serie, descartando de antemano cualquier comentario que evoque la “casualidad” como argumento. Indianápolis, Road América y ahora Kansas Speedway, son escenarios testigos del material del que está hecho este colombiano que nos puso a soñar con un triunfo nuevamente,  a celebrar con un posible podio que por el momento está esquivo y a vibrar con una actuación que no pasó desapercibida para los expertos en el tema del deporte americano.

 Eran las 8:27 de la noche cuando la bandera amarilla abrió la ventana para la parada larga programada por el equipo de Yacamán, después de una excelente primera repostada de combustible que marcó el segundo turno de Gustavo al volante, llegaba el momento del crucial cambio de piloto del Daytona Prototipo No. 6 de Michael Shank Racing. Gustavo ingresó a la calle de boxes a las 8:32 PM, como líder de carrera, el  colombiano se detuvo en el punto exacto, ganándose los 10 puntos de calificación perfecta.  El gigante ex Fórmula1, se dobló hasta donde pudo para ingresar al prototipo, el mecánico encargado de ayudarlo, le ajusto el cinturón y verificó que todas las conexiones estuvieran en orden, afuera del auto, los demás miembros del equipo, cambiaron los 4 neumáticos y aprovecharon el máximo tiempo, para cargar la mayor cantidad de combustible.  Wilson, regresó a la pista en la 8va casilla,  se pensó por instantes que fue una mala parada, sin embargo Shank y el líder de mecánicos, levantaban su dedo pulgar en señal de tranquilidad, todo estaba planeado y el tiempo del cambio fue acorde a lo esperado, Yacamán jocosamente dijo: “No se imaginan lo difícil que es un cambio de piloto con el tamaño de Justin Wilson”.

 Todo en orden y a hacer cálculos nuevamente, en condiciones ideales Wilson, volvería a la punta en la siguiente parada, de acuerdo con la programación del equipo.   Sin embargo el ingeniero de los motores notó algo extraño en el rendimiento del motor dos vueltas después de reiniciada la competencia, la alerta fue inmediata y la preocupación también, la curva de rendimiento cayó frenéticamente, exigiendo regreso inmediato de Wilson a los pits.  Sin perder el giro con el líder, el equipo alcanzó a enderezar los exhostos, que fueron doblados totalmente en un impacto al auto en la parte trasera y aunque se perdieron posiciones, el motor volvió a su curva ideal y Wilson a buscar como regresar al grupo de líderes.  Una nueva amarilla por el fuerte impacto entre los autos de Bourdais y Alex Gurney, exigió una nueva parada, el equipo preparó todo y regresó a Wilson a la tercera casilla de carrera, magistral parada y flexibilidad en la estrategia por parte de la gente de Shank. Un nuevo respiro y a enfrentar los 45 minutos de carrera restantes,  los cuales se detuvieron en tan solo 5 segundos, cuando Wilson reportó una falla en la dirección del auto.  Con el anunció todo terminó.

 

Yacamán inició su regreso al encuentro con su auto en los talleres de la pista, caminando lentamente por las carpas de los otros equipos, se encontró con un sinnúmero  de saludos y estrechada de manos que resaltaban su gran muestra de manejo.   El piloto de 22 años se convirtió en 90 minutos en un gigante, que no dejó pasar a nadie en una pista que muy pocos conocían, Gran trabajo de la mano del equipo, que el colombiano reconoció así: 

“Así son las carreras, a veces cuando pasan estas cosas, no sabemos si odiar o amar el automovilismo y dudamos de cualquier concepto de justicia”  dijo Yacamán “Pero lo hicimos bien, estoy muy satisfecho con la carrera que hicimos aquí en Kansas Speedway, Un escenario majestuoso con un trazado distinto en el que logramos ir muy bien en todas las sesiones.  La caja de la dirección falló y no se pudo concretar lo que pudo ser un gran triunfo.  El balance es muy positivo, no importa el resultado.  Gran trabajo del equipo y seguiremos dando la batalla en las carreras que restan del campeonato.  Ya no es un podio lo que queremos, estamos seguros que podemos alcanzar un triunfo.  Me alegra mucho por Negri y por Pew, llegaron al podio después de mucho trabajo un gran resultado para el equipo”.  

 Al final el auto de Yacamán se reportó en la casilla No. 14 de la categoría.

email
Anterior

El 4-72 Colombia logró un histórico 1-2-3 y 4 en territorio boliviano.

Siguiente

El "Momo" Romero perdió el título de campeón mundial supergallo de la FIB.