AjedrezPolideportivo

Colombia cerró su participación en la Olimpiada de ajedrez

A un día de la clausura oficial de la competencia, terminó esta madrugada en Bakú, Azerbaiyán, la participación de Colombia en la XLII Olimpiada de Ajedrez, al concluir los equipos masculino y femenino la 11ronda de juego.

A las 10 a.m. de la hora local (1 a.m. hora colombiana), el equipo de categoría open (masculino) se enfrentó con la selección de Mongolia en la ronda final del torneo, perdiendo 2½-1½. El antioqueño David Arenas (negras) venció al mongol Gombosuren Munkhgal en el primer encuentro del día. El pereirano Alder Escobar (blancas) se fue a tablas con Bayarsaikhan Gundavaa. Sergio Barrientos (negras), jugador quindiano, perdió con su rival mongol, Tsegmed Batchuluun, lo mismo que Esteban Valderrama (blancas), que sufrió la derrota en su último partido ante Sumiya Bilguun.

La selección masculina termina provisionalmente el torneo, -con 11 match points y 204 puntos sonneborn-berger– en la posición 83 de la tabla, que lidera Estados Unidos, con 20 match points.

Una hora más tarde, el conjunto femenino se midió ante el equipo de Chile, cerrando su participación con triunfo 3-1 sobre las jugadoras del país austral. La medellinense Beatriz Franco (blancas) venció a Damaris Abarca y abrió el marcador para su equipo, mientras que su compañera Jenny Chiriví (negras) perdió con la chilena Javiera Gómez. La bolivarense Ingris Rivera (blancas) superó a su contraparte Valentina Jorquera, al igual que la antioqueña Melissa Castrillón (negras) le ganó a su rival Lesly Fuentes, cerrando la buena participación de la delegación en este campeonato.

Las colombianas se ubican, al cierre de la última ronda, en el 33° lugar de la clasificación, con un registro de 13 match points y 285 puntos olímpicos/sonneborn-berger, frente a los 20 match points y 416 S.B. de las jugadoras de la delegación china, líderes y virtuales campeonas del torneo.

Anterior

Queremos seguir creciendo como equipo: José Fernando Cuadrado

Siguiente

(Audio) La diferencia entre el fútbol español y el colombiano es el ritmo del juego: Ismael Rescalvo