OlimpicosPatinaje

Patinaje, el deporte de exhibición en Nanjing 2014

Continúan las exhibiciones y las clases de iniciación en el ‘Sport lab’ de los Juegos olímpicos de la Juventud en Nanjing, China, donde el patinaje cada vez acapara más espectadores y practicantes, logrando que los cientos de asistentes que abarrotan las tribunas día tras día, disfruten y vibren con las emociones de una disciplina que ya se metió en el corazón del olimpismo.

Curiosamente una de las culpables que la gente se emocione al disfrutar de las pruebas del patinaje de velocidad, es la campana, esa ‘gordita’ de cobre que cada que suena anunciando que se viene la última vuelta o advierte que habrá sumatoria de puntos o que habrá una eliminación y el último en cruzar la línea de meta le dirá adiós a la prueba, hace levantar a todos de sus sillas.

La campana es una animadora más del deporte y, en el patinaje de carreras, tiene gran preponderancia, pues su tañir pone alerta, no sólo a los deportistas, sino, al público asistente, que se prepara para vivir las emociones.

En Nanjing tenemos nuestra primera campana olímpica, la cual ha sido diseñada con lujo de detalles, con el grabado del logo y la imagen oficial de las justas juveniles, ganando ya muchos seguidores que quieren tomarse una foto con ella e, incluso, poderla tener de recuerdo en tamaño miniatura.

Todos quieren ir al ‘Sports lab’, pero especialmente al campo de patinaje, pues las emociones son a granel y nadie quiere perderse la oportunidad de calzarse unos patines y echarse una corridita al lado de los grandes campeones del mundo que realizan la exhibición todos los días, entre quienes están los colombianos Yercy Puello y Pedro Causil.

Uno que no se quiso perder la oportunidad fue el propio director de las olimpiadas juveniles, Cristopher Budi, quien sin pensarlo dos veces se puso sobre ruedas y se corrió sus primeros 100 m dejándose contagiar por la fiebre del patinaje en suelo chino. El Dr. Budi prometió continuar el trabajo para mejorar la técnica de su ‘espacatta’.

Así mismo estuvo de visita la jefa de la misión colombiana, la Dra. Myriam Leonor Suárez González, vocal del Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Colombiano, quien llevó una voz de aliento y respaldo a nuestro deportistas, entregándoles, además, la insignia de la delegación, el famoso sombreo ‘vueltia’o’ que todo mundo quiere llevarse de recuerdo.

Con oficina de prensa.

email
Anterior

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, campeones del ATP 250 Winston Salem

Siguiente

Falcao celebra los 90 años del Mónaco