Tenis

Equipo femenino de Colombia, Campeón Suramericano de tenis 12 años

Fue un sábado espectacular para el tenis femenino colombiano prejuvenil. El compromiso, el trabajo individual y en equipo de todos los días, la concentración y determinación en los momentos culminantes, todo eso tuvo sus frutos. En canchas de polvo de ladrillo en el Rakiura Resort Day en Gran Luque, Asunción, concluyó el Campeonato Suramericano de 12 años organizado por la Asociación Paraguayana de Tenis y avalado por la Confederación Suramericana de Tenis, Cosat.

Allí, el Equipo femenino de Colombia venció a Paraguay, 2- 1 en una confrontación que se decidió de manera dramática, y se coronó como el mejor de la categoría de Suramérica. Un mérito enorme pues eliminaron nada menos que en la final a las locales y siembra tres del torneo. Colombia inició cuarto preclasificado.

A primer turno, Lina Romero cayó ante Tamara Doldán, con parciales de 6- 4 y 6- 3. Las cosas no empezaban de la mejor manera, pero iba a ver tiempo y oportunidades para revertir la situación. El día iba a ser largo.

Luego, en el segundo punto de sencillos, María Camila Osorio despachó a Heidy Doldán 6- 1 y 6- 2.

La serie estaba empatada. Seguía el dobles, ese punto con el cual Colombia había contado como as bajo la manga durante toda la semana. La pareja nacional compuesta por  María Camila Osorio y Lina  Romero, doblegó en un partido muy interesante y especialmente  emotivo a Heidy Doldán y Tamara Doldán, 2- 6, 7- 6 (2) y 10- 4.

Las chicas empezaron perdiendo, pero sacaron su amor propio, su talento y su cohesión en pareja en ésta, una de sus primeras incursiones internacionales a nivel competitivo.

María Camila Osorio hace parte del registro de la Liga Nortesantandereana de Tenis, Lina Romero del registro de la Liga de Tenis del Meta y Nicolle Romero del registro de la Liga de Tenis de Cundinamarca. El capitán del equipo, Jaime Restrepo.

Es cierto. El partido de dobles le dio a Colombia la victoria en partidos muy importantes, además de la final. Contra Ecuador en el debut, contra Venezuela luego, contra Brasil, todos terminaron 2- 1 y fueron válidos por el round robin en el Grupo B. Igual que contra Perú, con el que logró el cupo a la final. También fue una pieza clave a partir del liderazgo deportivo, María Camila Osorio.

El tercer escalón del podio en la rama femenina lo piso Argentina, que derrotó a Venezuela 2- 0.


De otro lado, el equipo masculino de Colombia, capitaneado por Carlos Soto, terminó en la séptima posición luego de ganarle a Chile 2- 1.

En el primer partido individual, Colombia empezó con pie derecho. Felipe Rincón venció a Daniel Nuñez 7- 5 y 6- 3.

Luego, el equipo austral igualó la confrontación con el punto conquistado por Andoni Garmendia, quien superó al colombiano Édgar Bautista 6- 1 y 6- 3.

Pero otra vez el punto de dobles, esa modalidad que merece ser estimulada para su práctica, volvió a poner las cosas en su lugar: Felipe Rincón junto a Santiago Serrano doblegaron a Andoni Garmendia y Daniel Nuñez con parciales de 7- 6 (3) y 6- 0.

Édgar Bautista pertenece al registro de la Liga de Tenis de Santander, y Santiago Serrano y Felipe Rincón, al de la Liga de Tenis de Bogotá.

El título en varones lo alzó Argentina, que derrotó a Brasil 2-0. El podio lo completó Perú, que venció a Bolivia 2- 0.

En el Suramericano de 12 años realizado el año pasado en Lima Perú, el equipo femenino terminó en la tercera posición detrás de Argentina (1°) y Perú (2°). Mientras que el masculino en el quinto lugar. Primero Brasil, segundo Argentina y tercero Ecuador.

Ambos equipos de Colombia cierran de esta forma la participación del país en certámenes internacionales del circuito juvenil con un balance muy positivo. La federación internacional e Tenis, a diferencia de 14 y 16, no organizad campeonato mundial de la categoría 12 años,.

 (Prensa Federación Colombiana de Tenis)

email
Anterior

Colombia en cuartos de final del Mundial de microfútbol en Barrancabermeja

Siguiente

Ana Chavez a sus 97 años, impuso dos marcas nacionales en el campeonato master de atletismo